ELON MUSK LLEVA A "STARMAN" AL ESPACIO EN SU FALCON HEAVY

El lanzamiento del cohete Falcon Heavy por parte de SpaceX ha supuesto un hito en la carrera espacial. El cohete más potente del mundo ha logrado llegar al espacio y en su interior ha llegado el primer coche eléctrico.

SpaceX, la compañía del visionario y genio de la tecnología Elon Musk dio ayer un paso histórico en la conquista del espacio al lograr lanzar con éxito desde Cabo Cañaveral el cohete Falcon Heavy. Este es el cohete más grande lanzado en los últimos 45 años (desde que en 1973 saliera al espacio el Saturno V también desde Cabo Cañaveral), con capacidad para llegar hasta Saturno y un coste mucho más reducido que el cohete más potente en operación hoy en día.

El Falcon Heavy es el hermano mayor del Falcon 9, primer cohete reciclable del mundo. En su interior iba un vehículo Tesla Roadster (el coche eléctrico más potente y ecológico del mundo, diseñado por Musk), concretamente el Tesla de Elon Musk. Este vehículo es el protagonista del lanzamiento, pues SpaceX tenía intención de colocarlo en una órbita elíptica entre la Tierra y Marte durante los próximos cien millones de años.

Es además una gran campaña de marketing ideada por Musk y su equipo. Su coche se verá desde el espacio por los astronautas de la Estación Espacial Internacional, y también podría ser captado por alguna señal extraterrestre. Por no hablar del efecto que tiene para los habitantes de la Tierra lograr una hazaña así.

Como si este gesto no fuera suficiente, Musk ha querido cerrar esta historia de conquista espacial nombrando al coche y al piloto como "Starman" (en alusión a la canción de David Bowie, que se pudo escuchar durante la retransmisión del lanzamiento) e incluyendo en el vehículo un maniquí con los trajes que llevarán los astronautas de SpaceX en sus próximas misiones y un archivo con las novelas de Isaac Asimov, uno de los padres de la ciencia ficción.

El lanzamiento del Falcon Heavy no estuvo exento de emoción. En un primer momento estaba previsto que se produjese a las 19.30 hora española, pero tuvo que retrasarse hasta las 21.45h por el fuerte viento que estaba soplando en Florida. Antes del lanzamiento, el propio Elon Musk explicó que, si el cohete conseguía despegar sin destruir la plataforma de lanzamiento, habría sido un éxito.

El Falcon Heavy ha sido propulsado por dos cohetes que ya fueron utilizados en el Falcon 9 y que forman parte del plan de Musk para reutilizar los cohetes y así ahorrar costes y reducir la basura espacial. Ambos regresaron, de forma simultánea, a la base de aterrizaje.

Con capacidad para transportar 63.800 kilos de carga, este cochete puede mandar 8.000 kg de carga a la órbita de transferencia (la órbita necesaria para colocar satélites geoestacionarios, aquellos que orbitan alrededor de la Tiera). Además cuesta tan solo 90 millones de dólares, una quinta parte de lo que cuestan otros cohetes similares (cuyo coste se sitúa entre los 300 y los 500 millones de dólares).

Lo que sucedió ayer supuso un éxito y un gran avance para poder enviar misiones tripuladas a la Luna o colonizar otros planetas del sistema solar. Musk ha declarado en más de una ocasión que su objetivo es llegar a Marte, algo que podría conseguir en pocos años viendo el resultado del Falcon Heavy.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.