PARA ESTE TIBURÓN LOS PECES SON AMIGOS, NO COMIDA

“Los peces son amigos, no comida”, decía Bruce, un tiburón vegetariano en ‘Buscando a Nemo’. Lo que parecía un guiño de ficción es algo real.

Los tiburones son una de las especies más conocidas por la amenaza que suponen a peces, tortugas, gaviotas, mamíferos marinos e incluso a humanos. Sin embargo, no todos los tiburones son así. Los científicos han descubierto que el tiburón cabeza de pala (una subespecie del tiburón martillo) no se comporta igual que sus congéneres y alterna una dieta carnívora con la ingesta de vegetales.

Hasta ahora se pensaba que este tiburón se alimentaba de pequeños crustáceos y moluscos que encontraba en el litoral americano (donde se encuentra). Sin embargo, en 2007 un grupo de científicos encontró hierba marina en los estómagos de varios tiburones jóvenes lo que despertó la curiosidad de la comunidad internacional.

La estudiante de postgrado de la Universidad de California, Samantha leigh, decidió indagar más sobre este hallazgo y realizó un experimento. Capturó a varios ejemplares y los sometió a una dieta en la que el 90% del contenido era vegetal y el 10% restante calamaras. Al cabo de tres semanas los tiburones ganaron peso, lo que demuestra que su intestino está preparado para descomponer la materia vegetal y obtener los nutrientes necesarios para subsistir.

Las plantas que les proporcionaban llevaban un isótopo rastreable en el intestino. Gracias a eso se pudo determinar que la sangre y los tejidos del tiburón habían absorbido satisfactoriamente casi el 60% de los nutrientes, desechando el resto sin haberlos digerido.

Sin embargo, el intestino del tiburón pala es similar al del resto de tiburones (carnívoros y por tanto con un intestino más corto que el de un herbívoro) lo cual ha llevado a pensar a los investigadores que la función destructora del material fibroso de las plantas (que necesita una mayor longitud intestinal) la realizan uso microorganismos residentes en las entrañas del animal.

No es la primera vez que un animal con un intestino predestinado para ingerir un tipo de alimento, se decanta por una dieta distinta. El oso panda gigante conserva una flora bacteriana carnívora a pesar de tener una dieta herbívora desde hace millones de años.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.