ODIOS DE ACTORES QUE TRASPASARON LA PANTALLA

Se suele decir que el roce hace el cariño, y que de tanto trabajar juntos, los actores acaban convirtiéndose en amigos y, a veces, en pareja. Pero en algunas ocasiones sucede que dos actores desarrollan un odio tan grande por otro de sus compañeros de profesión que ese hecho acaba saltando a las pantallas.

Recopilamos las enemistades más curiosas del cine.

Paul Newman y Steve McQueen

Ambos fueron dos grandes rostros del star system de Hollywood y ocupaban los primeros puestos en las películas más importantes. La fama no les faltaba y ambos estaban felizmente casados (Paul con Joanne Woodward y Steve con Ali MacGraw), pero parece que eso no era suficiente para McQueen. El actor estaba obsesionado con Newman, que cobraba siempre más que él y le quitaba el puesto en las listas de los actores más guapos.

El colmo de la rivalidad entre estos dos actores llegó con el rodaje de “El coloso en llamas” donde, para aceptar el papel, McQueen exigió mismo salario que Newman además de estar el mismo tiempo en pantalla y tener el mismo número de frases.

Jennifer Grey y Patrick Swayze

Protagonizaron algunas de las escenas de baile  más recordadas de la historia del cine, pero su relación no era tan tierna e idílica como la que Baby y Jonhy protagonizaron a ritmo de "The time of my life".

Ambos actores se conocían de un rodaje previo, "Amanecer Rojo", en el que, al parecer, las discusiones entre bambalinas eran constantes. Cuando se convirtieron de nuevo en pareja cinematográfica, ambos se propusieron limar asperezas y parece que lograron dejar detrás de las cámaras esos enfrentamientos.

Como curiosidad, finalizado el rodaje, se produjo la reconciliación entre ambos, y tras la muerte de Swayze en 2009, Grey le dedicó un sentido homenaje. Parece que esta vez sí hubo final feliz en las "rivalidades de cine".

Joan Fontaine y Olivia de Havilland

En los primeros años del Hollywood dorado, todos los trabajadores tenían una premisa: no mencionar a Olivia de Havilland nada sobre su hermana.

Su rivalidad viene desde su infancia y está provocada por la madre de ambas que siempre favoreció a Olivia y la usó como moneda de cambio para lograr lo que quería. Olivia era la mayor, la más bella y la que alcanzó primero la fama pero su hermana pequeña le ganó al trabajar con Alfred Hitchcock en su primera película americana ("Rebecca") y al lograr antes el Oscar.

Como si fuera la última mueca del destino, Joan fue también la primera en morir, algo con lo que había bromeado en el pasado.

Nunca trabajaron juntas, pero muchos son los que ven en "¿Qué fue de Baby Jane?" un retrato de la relación de estas dos hermanas.

 Bette Davis y Joan Crawford

Precisamente, las dos protagonistas del film de Richar Aldrich merecen una mención en este artículo. El odio existente entre Bette Davis y Joan Crawford era uno de los "cotilleos" más frecuentes en Hollywood. Robert Aldrich quiso juntar a ambas estrellas en una película que contenía una gran carga emocional, pero juntarles en un guión no parecía tarea fácil.

Bette Davis se mofaba del número de amantes que había tenido su rival y, de hecho, llegó a preguntarle al director si había mantenido un affair con su compañera durante el rodaje. A lo que Robert Aldrich contestó "No porque Miss Crawford haya dejado de intentarlo".

El rodaje de "¿Qué fue de Baby Jane?" fue de lo más "animado". Crawford comenzó agasajando a Davis con regalos, que esta rechazó, algo que no sentó nada bien a Joan Crawford. En una escena en la que Bette Davis debía golpear a su compañera, la protagonista de "Eva al Desnudo" se emocionó demasiado y terminaron dándole varios puntos en la cabeza a Crawford. Como venganza en la escena en la que Davis debía arrastrar a su "hermana" por el suelo, ésta decidió ponerse piedras en los bolsillos para que la espalda de Bette Davis sufriera más.En definitiva, un rodaje de lo más "ameno" que, sin embargo, constituyó una cura de humildad para ambas actrices que ya no podían exigir al director sus antiguos caprichos de diva.

Nicole Kidman y Julia Roberts

Una fue la novia de América y una de las actrices más buscadas hasta que el abuso de cirugía plástica arruinó su carrera; la otra sigue siendo la sonrisa de América y todo lo que toca lo convierte en oro. Con estos antecedentes está claro que las chispas iban a estallar y el rodaje del remake de "El secreto de sus ojos" ha sido la gota que ha colmado el vaso.

Julia no soportaba a su compañera, a la que criticaba por tratar al resto del equipo como si fueran sirvientes y le puso un mote "su majestad". Pero eso no ha impedido que Nicole Kidman le consolara cuando se murió el padre de Roberts.

 

 

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de mejorar el rendimiento del sitio web y de evaluar el uso que se hace de nuestra página web y la actividad general desarrollada en la misma así como mostrar publicidad personalizada. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.