DESCUBREN UN TESORO QUE LLEVABA OCULTO 800 AÑOS

Un tesoro que llevaba oculto casi un milenio ha dejado de ser un secreto después de que un grupo de arqueólogos lo encontrase en la Abadía de Cluny, en Francia.

Todo comenzó cuando Anne Baud, profesora e investigadora de la Universidad de Lyo II y Anne Flammin, ingeniera del CNRS unieron a sus equipos para encontrar la ubicación de una antigua enfermería ubicada en la abadía de Borgoña. Al poco de empezar a cavar descubrieron varias monedas, demasiadas para ser un hallazgo casual.

Los arqueólogos se toparon así con más de 2.000 monedas medievales de plata y 21 dinares de oro del siglo XII procedentes de la zona de la Península Ibérica en manos musulmanas y el norte de África (actualmente Marruecos). En este lote se encontraba también una hoja de oro de 24 gramos en el interior de un estuche, un pequeño anillo de oro y una joya de gran valor accesible a muy pocas personas en la Edad Media.

No se sabe cómo pudieron acabar ahí las monedas, es poco probable que la trajera algún peregrino en su visita a Cluny ya que las monedas de oro no se utilizaban para las transacciones cotidianas. Además, el hecho de que el conjunto estuviera escondido resalta aún más su importancia a ojos de los investigadores.

La abadía francesa fue durante tres siglos la Iglesia más grande de Occidente, hasta que la reconstrucción de la basílica de San Pedro del Vaticano en el sXVI la superó. Durante el tiempo que estuvo activa (hasta que fue confiscada en 1789 por los miembros de la Revolución Francesa) se habilitó también como enfermería monástica. Esto fue lo que despertó el interés inicial de los arqueólogos, que buscaban restos que demostraran una existencia que hasta ahora solo estaba confirmada en algunos documentos del 1623 y 1700.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.