LAS BIBLIOTECAS MÁS BONITAS DEL MUNDO

Poder disfrutar de un buen libro es uno de los placeres más asequibles y gratificantes que hay, y si a eso le sumas un entorno dedicado a su cuidado y embellecimiento, tendrás algunas de las bibliotecas más bonitas del mundo.

Una biblioteca es un lugar en el que almacenar libros, pero una buena biblioteca es un lugar en el que el saber de los libros fluye por las paredes y la experiencia del usuario se amplifica varios grados. En muchos países han valorado la importancia de los libros y han diseñado bibliotecas tan increíbles que merecen una visita especial.

BIBLIOTECA DEL TRINITY COLLEGE-DUBLIN

Esta bella biblioteca de dos plantas de madera completamente recubiertas de libros es una de las más fotografiadas del mundo. Se construyó entre 1712 y 1732 y es obra del arquitecto irlandés Thomas Burgh. En la sala principal o “Long Room” cuenta con 200.000 de los libros más antiguos de la colección, aunque la joya de la corona es el “Libro de Kells”, un manuscrito redactado por monjes celtas en el siglo 9 y que contiene un texto en latín de los cuatro Evangelios.

La Biblioteca está abierta a los estudiantes y cuenta con una exposición sobre el “Libro de Kells”, abierta al público previa reserva y pago de una entrada de 10 euros.

BIBLIOTECA NACIONAL DE AUSTRIA-VIENA

El Palacio de los Hasburgo en Viena fue la antigua residencia de emperadores y reyes, pero hoy, además de ser la residencia del Presidente austriaco, es la residencia de más de 7 millones de ejemplares literarios.

La biblioteca terminó de construirse en 1735 y conserva un estilo barroco. Uno de sus principales atractivos estéticos es el impresionante fresco del techo realizado por el pintor Daniel Gran. La cúpula que acoge a la Biblioteca rinde homenaje a los Hasburgo.

El hall de la Biblioteca se puede visitar previa compra de un ticket, pero la el acceso al interior de la Biblioteca y sus volúmenes solo está disponible para aquellos usuarios que se registren en la red de bibliotecas del país.

BIBLIOTECA GEORGE PEABODY, UNIVERSIDAD JOHN HOPKINS-BALTIMORE, MARYLAND

En la Universidad John Hopkins se encuentra la luminosa y grandiosa biblioteca George Peabody, que mandó constriuir el filántropo “para el libre uso de todas las personas que desearan consultarla”. Alberga actualmente 300.000 volúmenes, en su mayoría del siglo 19.

Abrió sus puertas en 1878 y su estilo neogriego, con un atrio sobre mármol y un techo de cristal, lo convierten en un entorno muy deseado tanto para los que buscan nuevos conocimientos como para los que quieren celebrar algún acto en su interior. La biblioteca se puede alquilar para eventos y también para visitas a título individual.

BIBLIOTECA REAL DEL GABINETE PORTUGUÉS DE LECTURA, RÍO DE JANEIRO

En 1837 un grupo de inmigrantes portugueses, fundaron este centro cultural para “aislarse en el recuerdo de la patria y en la ilustración del espíritu a través de la lectura” y en 1887 lograron que se construyera el edificio actual.

La Biblioteca alberga más de 350.000 ejemplares con obras de gran valor relativas a la cultura portuguesa (destaca, por ejemplo, una editio princeps de Os Lusiadas) que la convierten en la biblioteca más valiosa de obras portuguesas, fuera de Portugal. Está abierta al público desde 1900 aunque para poder disfrutar de sus libros hay que hacerse socio.

BIBLIOTECA DE STUTTGART-STUTTGART

El arquitecto Eun Youn Yi se inspiró en el panteón antiguo de Roma y en su interior dominan el blanco y el minimalismo. El espacio está diseñado para fomentar la lectura y eliminar cualquier elemento externo que pueda distraer al usuario. De ahí que algunas zonas cuenten con butacas especiales para disfrutar de la lectura y evadirse del exterior.

Contiene más de un millón de ejemplares, además de contar con materiales especiales como mapas, películas, música o audiolibros. El préstamo de libros es gratuito para todos los menores de edad y se puede visitar.

REAL BIBLIOTECA DEL MONASTERIO DE SAN LORENZO DEL ESCORIAL-EL ESCORIAL

Felipe II fundó esta biblioteca para seguir fomentando por el conocimiento y el arte y para llenar un hueco cultural en España. Hasta la creación de la biblioteca, España no contaba con una gran biblioteca pública que aglutinase los volúmenes más importantes.

El edificio terminó de construirse en 1584 y cuenta con 45.000 volúmenes de gran valor cultural e histórico. La mayoría de sus obras fechan de los siglo XIV y XV, muchos de ellos son incunables y están encuadernados en oro y policromía.

El salón principal de la biblioteca forma parte del recorrido abierto al público del Monasterio y por lo tanto puede visitarse en el horario de visita turística.

ANTIGUA BIBLIOTECA DE OXFORD UNION, OXFORD

La antigua Biblioteca fue originariamente la sala de debate de la Oxford Unión (una sociedad estudiantil) y se ha ido reconvirtiendo en refugio de los libros en los últimos años. Aunque toda la sala es un ejemplo del estilo prerrafaelita, sus murales son lo más llamativo. Los dibujos, diseñados entre 1857 y 1859 reflejan varias escenas de la leyenda artúrica.

La biblioteca sigue activa en la actualidad gracias a un comité que se encarga de su conservación. Quienes lo deseen pueden “adoptar” uno de los libros y ayudar de ese modo en su conservación.

BIBLIOTECA NACIONAL DE FRANCIA-PARÍS

La biblioteca nacional ha crecido mucho desde su fundación, y aunque su nueva sede es la más utilizada, quienes lo desean pueden acudir todavía a la sala Richelieu para disfrutar de la lectura en un entorno mágico. La sala de lectura se construyó en el siglo XIX conun diseño de Henri Labrouste, que hizo de la luz el elemento principal.

En el momento de su construcción, la biblioteca albergaba la mayor colección literaria del mundo. La sala Richelieu está abierta al público todos los días excepto el domingo.

BIBLIOTECA DE NUEVA GALES DEL SUR- AUSTRALIA

La biblioteca más antigua de Australia se construyó en 1845 aunque su ala más famosa terminó de construirse en 1910. Actualmente alberga 5 millones de objetos, entre ellos 2 millones de libros y un millón de forografías.

El ala Mitchell, es la más afamosa por su amplitud y su techo acristalado de diferentes tonos de azul, que aportan a la sala un precioso color esmeralda. La biblioteca alberga también varias exposiciones y está abierta al público.

BIBLIOTECA WALKER, MINNEAPOLIS

Jay Walker es un empresario estadounidense con una gran pasión por la ciencia y la literatura, de modo que en 2002 construyó una sala que aunase sus dos grandes pasiones. Así nació su biblioteca, en la que alberga 20.000 libros y artefactos clave en el desarrollo espacial.

La biblioteca Walker  combina la arquitectura tradicional con paneles flotantes, numerosas escaleras y un puente de cristal que conecta con la entrada. En su interior hay un Sputnik y uno de los dos únicos facsicimles que se conservan de la Declaración de Independencia estadounidense de 1776. 

La sala se puede visitar y desde la web se puede disfrutar de una visita guiada para los que no puedan trasladarse hasta Estados Unidos. 

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.