LOS SECRETOS DE LA BSO DE 'MASTER AND COMMANDER'

En sus inicios, hasta finales de la década de los años 20, el cine era mudo y muchos se mostraban reacios a la introducción del sonido, pero lo cierto es que desde el mismo momento en el que audio e imagen se fusionaron, el medio comenzó a ser realmente trascendente.

Una buena banda sonora es capaz de mejorar de forma exponencial una película, es capaz de provocar emociones y de dar un sentido a las imágenes que, por sí solas, perderían potencial. A lo largo de la historia del celuloide, muchas han sido las obras cuyas banda sonoras han logrado conquistarnos. Hoy estamos ante uno de esos casos, hablamos de ‘Master and Commander’ y su majestuosa BSO.

Esta película de aventuras marítimas nos traslada a las guerras napoleónicas para narrarnos la historia de un navío inglés, capitaneado por Jack Aubrey (Russell Crowe), que es atacado por una embarcación de guerra francesa. Pese a los graves daños sufridos por el ataque galo, los ingleses deciden perseguir a la embarcación enemiga en una apasionante batalla que puede ser crucial para toda una nación.

Una película bélica que nos muestra batallas navales debe ir acompañada por un buen sonido que permita al espectador trasladarse al ambiente que está viendo, y así fue, pues logró alzarse con el Oscar a mejores efectos sonoros. Pero la película dirigida por Peter Weir va más allá y nos regala una banda sonora para el recuerdo, compuesta por Christopher Gordon, Iva Davies y Richard Tognetti. En ella encontramos registros muy distintos, desde canciones populares de marineros a música clásica, pasando por otro tipo de piezas más modernas.

El film contiene una escena en la que podemos ver a Russell Crowe y Paul Bettany interpretando una pieza de Boccherini en un dúo de cello y violín, y es que la música clásica está muy presente y encontramos también piezas de Mozart y Bach. El magnífico uso de las canciones ayuda a dotar de personalidad a la película y a reforzar el significado de muchos de sus momentos. Nos regala temas muy delicados y solemnes, que contrastan con otros más contundentes propios de las escenas de acción, por lo que la BSO cobra una importancia vital.

Cabe destacar que las composiciones hacen uso tanto del sonido diegético como del extradiegético. El primer caso es aquel en el que tanto el personaje como el espectador pueden escuchar la canción o sonido, mientras que en el caso del extradiegético, sólo el espectador puede percibirlo. Ejemplos de sonido diégetico son las escenas en las que los personajes entonan una canción o tocan un instrumento (como en el dúo anteriormente mencionado). En el resto de los casos hablamos de sonido extradiegético. En conclusión, el sonido procede tanto de fuentes internas (perceptible para los personajes) como de fuentes externas al universo de los mismos.

La banda sonora puede disfrutarse por sí misma, pero es en la película donde adquiere su verdadero sentido y logra trasladarnos realmente a los mares en los que se desarrollan los acontecimientos del film. ‘Master and Commander’ es un ejemplo de tantos de que una buena banda sonora puede subir mucho el nivel de una obra, y este sábado, tienes la oportunidad de disfrutarla sin cortes, a las 22:15H.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de mejorar el rendimiento del sitio web y de evaluar el uso que se hace de nuestra página web y la actividad general desarrollada en la misma así como mostrar publicidad personalizada. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.