El MADRID, CAMINO DE LA NADA

El equipo de Zidane vuelve a pinchar en Balaídos y deja la sensación de que tendrá difícil levantar algún título esta temporada.

El fútbol es un deporte impredecible y buena prueba de ello es la caída libre del Real Madrid. El conjunto blanco ha pasado de ser un equipo casi invencible en la pasada temporada a mostrar una fragilidad alarmante en la actual. Con el 2-2 de Balaídos los de Zidane confirman su mala racha y, lo que es más preocupante, su falta de juego y de confianza. Sólo Keylor Navas y Bale pudieron negarle la victoria a un Celta inspirado gracias a un extraordinario Iago Aspas: el tico paró un penalti al ‘10’ de los locales y el galés firmó un doblete. Wass adelantó a los gallegos con una exquisita vaselina, a lo que Bale respondió con dos goles, tras dos buenas asistencias de Kroos e Isco. Todo esto ocurrió en la primera mitad, porque en la segunda parte el Real Madrid sólo estuvo sobre el césped físicamente. El Celta vapuleó a un equipo que parecía ver cómo se acercaba otro pinchazo liguero sin poder reaccionar. Iago Aspas se encontró con Navas desde los 11 metros, pero Maxi Gómez se encargó de poner justicia en el marcador.

Razones por las que el actual campeón de Liga y Champions está mostrando una imagen tan pobre hay muchas. Ningún jugador está dando su máximo nivel. Cristiano está desdibujado, los centrocampistas no son capaces de tomar las riendas de los partidos y la defensa da muestras de inseguridad, además los laterales sólo han dado una asistencia en lo que va de temporada, algo que contrasta con las 11 que suman Sergi Roberto y Jordi Alba. Sólo Gareth Bale pareció dar esperanzas al madridismo. Zidane no está sabiendo gestionar una larga plantilla, algo que sí supo hacer en la temporada anterior. Los cambios y las rotaciones no llegan, y los que entran desde el banquillo no logran cambiar una dinámica negativa.

En el otro extremo, encontramos al Barça, que volvió a firmar una victoria (3-0) frente al Levante, gracias a los goles de Messi, Suárez y Paulinho. El equipo de Valverde, actual líder, ya saca 16 puntos al Real Madrid, que es el cuarto clasificado. Además, al buen rendimiento del equipo se suma la incorporación de Coutinho, jugador que puede aportar mucho al bloque culé. La felicidad del eterno rival no ayuda a un Real Madrid que trata de encontrarse a sí mismo antes de que sea demasiado tarde. En el horizonte está el PSG, la Liga parece perdida y la afición pide fichajes. Pese a todo, el equipo blanco tiene argumentos futbolísticos para voltear la situación, hacer que la temporada pase de ser un desastre a una alegría inesperada.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.