EL SEVILLA ELIMINA AL ATLÉTICO DE MADRID Y YA ESTÁ EN SEMIFINALES DE COPA

El equipo de Montella firmó un gran partido en el Sánchez Pizjuán y se impuso 3-1 a un Atleti incapaz de meterse en la eliminatoria.

El Sevilla ha pasado de la tristeza a la euforia en una semana. Tras perder el derbi sevillano por un doloroso 3-5 frente al Betis, pocos daban opciones al equipo del Pizjuán en el cruce de cuartos de Copa frente al Atlético de Madrid. Sin embargo, el fútbol, una vez más, nos sorprendió. Al magnífico resultado del Wanda (1-2) el equipo hispalense añadió un partido extraordinario frente al equipo de Simeone, en una eliminatoria vibrante.

Escudero anotó el primero antes del minuto uno, levantando al público y espoleando a su equipo, sin embargo, Griezmann firmó uno de los golazos de la Copa del Rey con una espectacular parábola desde fuera del área. Parecía entonces que los del Cholo podrían dar la vuelta a la eliminatoria, pero no fue así. En un partido de ida y vuelta, el Atlético desperdició ocasiones (sobre todo un mano a mano de Correa) que le impidió meterse de nuevo en la eliminatoria. La segunda mitad arrancó igual que la primera, un Correa (el sevillista) muy activo perforó el área rojiblanca y fue derribado por Saúl, el árbitro señaló penalti y Banega lo transformó con una tranquilidad insultante. A partir de este momento, los de Simeone fueron incapaces de rehacerse, tenían la pelota, pero la sensación de peligro pertenecía al Sevilla en cada contraataque. Sarabia tradujo las sensaciones en un tercer gol, que puso el definitivo 3-1 en el marcador. El equipo de Nervión es el primer semifinalista de esta edición de la Copa del Rey, y ya espera rival. El Atlético, al que ya solo le queda LaLiga, no ha cuajado una buena eliminatoria. A los del Cholo les ha costado tener mordiente arriba sin Diego Costa y han mostrado una fragilidad defensiva impropia del equipo rojiblanco.

El Sevilla vuelve a mostrar su mejor cara, compitiendo a un gran nivel. Vincenzo Montella ha sido capaz de devolver el mejor nivel a algunos jugadores. El trabajo del equipo fue magnífico, pero Banega es el faro que da luz al juego sevillista. A este nivel, el argentino es capaz de hacer competir a su equipo con un fútbol fluido y con criterio. Otro jugador que tiene mucho que ver en esta recuperación es Sarabia, que se muestra eléctrico, ambicioso y trascendente. Hay que tener en cuenta al extremo sevillista de cara a la Selección, y al Sevilla como firme candidato a levantar la Copa.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.