EL SEVILLA MUESTRA SUS DOS CARAS EN UN PARTIDO ÉPICO

El Sánchez Pizjuán vivió un partido de infarto en el que el equipo hispalense logró sacar un punto que parecía imposible y que le mantiene vivo en Champions.

El fútbol es un deporte en el que todo puede pasar, en el que las emociones oscilan de un lado a otro del campo para acabar derivando en resultados que parecían imposibles. Nervión vivió ayer uno de esos momentos mágicos en la máxima competición europea. Pasó del desastre al éxtasis, y todo en 90 minutos.

El Liverpool de Klopp llegaba al estadio del Sevilla como líder del grupo, mientras que el equipo de Berizzo se mantenía segundo a un solo punto de distancia, por lo que el choque era clave para ambos, con la cabeza de la clasificación en juego. El equipo inglés es uno de los que más goles anota de esta Champions (han anotado 16) y anoche dieron buena prueba de ello. En el minuto 2 de partido, Firmino ya había adelantado a los ‘reds’ aprovechando un córner mal defendido. Poco después, Nolito se encontró con el poste, y en el minuto 22, Mané aprovechó un nuevo córner para poner el 0-2 en el marcador. El tercer gol del Liverpool llegó tras una demostración de velocidad del jugador senegalés, que remató para que Firmino aprovechara el rechace y sentenciara (aparentemente) el partido. Ambos equipos intercambiaron golpes, pero solo los ingleses acertaron de cara a puerta.

En la segunda parte, todo cambió. Los de Berizzo tiraron de orgullo y mostraron su mejor cara. Los de Klopp habían castigado los errores sevillistas en la primera mitad, golpe que el equipo hispalense devolvió en el minuto 51, cuando Ben Yedder anotó en un córner mal defendido. Posteriormente, Alberto Moreno, exsevillista, hizo un penalti absurdo que el francés se encargó de transformar, firmando así su doblete . Con el 2-3 todos creyeron en la remontada y esta llegó de la forma más épica posible. Pasado el minuto 90, de nuevo en un córner, Pizarro controló el balón y lo envió al fondo de la red, poniendo el definitivo 3-3. El Sevilla mostró sus dos caras, expuso sus debilidades y tiró de orgullo y fútbol para empatar un partido con el que todo sevillista vibró. No se rindieron y ya están a un paso de octavos.

Pero no todo fue positivo, ya que tras el partido, el Sevilla lanzó un comunicado en el que informaba de que el ‘Toto’ Berizzo padece un cáncer de próstata. El equipo le trasladó todo su apoyo y espera una pronta recuperación.

 

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.