LOS NOMBRES PROPIOS DEL CLÁSICO

El sábado, a las 13:00h, en el Bernabéu se disputan tres puntos que podrían valer una Liga. Real Madrid y Barça cuentan con nombres propios que serán clave.

Cristiano Ronaldo y Leo Messi, son los dos hombres sobre los que siempre se pone el foco en los enfrentamientos Madrid-Barça. Es cierto que son dos jugadores que pueden marcar el partido de forma diferencial, pero hay otros nombres que se antojan decisivos de cara a lo que ocurra en el Bernabéu, duelos individuales que, en suma, serán determinantes para el colectivo.

Los de Valverde llegan con una cómoda ventaja sobre el equipo de Zidane (11 puntos), teniendo en cuenta que los blancos tienen un partido aplazado por el Mundial de Clubes. Sin embargo, más allá de la distancia en la clasificación, los dos equipos han transmitido dos sensaciones muy distintas: el Barça ha sido un equipo sólido en el que Messi ha brillado, Iniesta ha vuelto a acercarse a su mejor nivel y Luis Suárez ha recuperado la puntería que parecía haber perdido al inicio del campeonato, todo esto, sumado al inmenso papel de Ter Stegen, permite que los culés ser los líderes en solitario de LaLiga. No han mostrado un juego brillante, pero sí han sido capaces de sacar los resultados, algo que el Real Madrid no ha podido llevar a cabo. Los blancos han estado muy lejos del nivel que dieron en la temporada anterior, además la BBC no ha rendido como se esperaba. Isco ha sido la luz en un equipo lleno de grises, en los que jugadores como Modric, Kroos o Benzema han estado muy por debajo de lo que cabía esperar de ellos. Sin embargo, el Clásico es un partido en el que todo puede pasar, la calidad de ambos equipos convierten el resultado en algo impredecible y, si bien es cierto que los de Zidane llegan más necesitados, los de Valverde querrán dar un golpe casi definitivo a LaLiga.

Benzema y Suárez

Dos delanteros antagónicos formarán en punta en la alineación de ambos equipos. Suárez es el primero en iniciar la presión, un delantero que castiga los errores del rival y un gran socio de Messi que, además, no suele perdonar. Benzema es un '9' mucho más frío, además no pasa por su mejor momento, pero si el francés está inspirado, tanto Cristiano como todo aquel que se acerque al área estarán de enhorabuena.

Isco e Iniesta

Dos generaciones de jugadores técnicos y llenos de magia se dan cita en el Bernabéu. El malagueño está siendo el mejor jugador blanco de la temporada y el manchego está volviendo a mostrar su mejor nivel. Ambos serán decisivos en la creación del juego y, dependiendo de quién tenga más el balón, uno u otro equipo podrá dominar el partido cerca del área rival.

Casemiro y Busquets

Dos jugadores fundamentales en el juego de ambos equipos. El brasileño sostiene a los blancos a través de un físico descomunal que le permite abarcar mucho campo, mientras que el ‘5’ del Barça domina el centro del campo gracias a su inteligencia táctica y anticipación. Uno deberá tapar a Messi y liberar a Kroos y Modric; el otro, dar una salida limpia al juego culé y tratar de frenar la fluidez del juego madridista.

Bale y Paulinho

Es dudosa la presencia de los dos en el once titular, pero ambos tienen un factor en común: pueden ser el arma sorpresa de ambos equipos. El brasileño, tras un traspaso que muchos cuestionaron, ha dado un rendimiento incontestable en las filas culés. Su llegada le ha permitido perforar en 6 ocasiones la red rival. Es una amenaza que la defensa blanca no debería subestimar, ya que su llegada puede hacer mucho daño. Bale, por su parte, no ha podido rendir esta temporada por culpa de las lesiones, pero el mal momento de forma de Benzema y las buenas actuaciones del galés en el Mundialito le convierten en una esperanza blanca para hacer daño a la zaga azulgrana. Su velocidad y olfato goleador pueden ser determinantes.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.