EE.UU. EXTRADITARÁ A ESPAÑA AL MILITAR ACUSADO DE MATAR A SEIS JESUITAS

El Tribunal Supremo de los Estados Unidos ha aprobado la extradición a nuestro país del excoronel y exviceministro de defensa salvadoreño Inocente Montano, acusado de asesinar a seis jesuitas.

El presidente de la corte ha avalado la entrega de Montano a España tras rechazar el recurso de la defensa, que ha estado desde febrero de 2016 tratando de bloquear la extradición del acusado.

En agosto de este año la justicia estadounidense desbloqueó la extradición a España del excoronel y hace tan solo una semana uno de los abogados del Estado, Noel Francisco, defendió la extradición de Montano para mostrar la alianza con España. Tal y como publica el medio “San Francisco Chronicle”, Francisco explicó que España siempre ha sido un aliado de los Estados Unidos “en terrorismo y otras cuestiones de importancia nacional” por lo que el cumplimiento “con las peticiones de extradición permitirá que la política exterior y los intereses de orden público del país avancen”.

El abogado de la defensa, James Tood, aludió a la edad de Montano (74 años) y a su delicada salud tras sobrevivir a un cáncer para pedir la no extradición de su cliente.

Inocente Montano era ministro de Defensa en El Salvador durante la guerra civil en el país centroamericano (1980-1992) y está acusado de haber jugado un papel clave en la masacre que tuvo lugar la madrugada del 16 de noviembre de 1989 cuando un “escuadrón de la muerte” del Ejértico irrumpió en la Universidad Centroamericana (UCA) asesinando a ocho personas.

Inocente Montano

La primera víctima del ataque fue el rector de la universidad, el jesuita Ignacio Ellacuría; quien era también el ideólogo de la Teología de la Liberación, corriente cristiana que defiende la opción preferencial por los pobres. Junto a él fallecieron también los jesuitas Ignacio Martín-Baró, Segundo Montes, Juan Ramón Moreno, Amando López y Joaquín López y López, todos ellos participantes de la teología de la Liberación; y la cocinera del centro y su hija, Elba Ramos y Celia Ramos.

Antes de la matanza, la radio Cuscatlán, bajo la supervisión de Montano, habría emitido amenazas de muerte a Ellacuría y sus compañeros. Además en el grupo de militares que facilitar la ubicación del jesuita vasco, el general René Emilio Ponce declaró en presencia de Montano: “Maten al padre Ellacuría y no dejen ningún testigo”.

La razón del Ejército de El Salvador para cometer su matanza fue la suposición de que los jesuitas eran aliados del entonces guerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), actual partido político en el Gobierno. Estados Unidos, que en aquel momento financiaba al Ejército, se vio obligado a retirarle su apoyo tras el escándalo internacional que supuso esta masacre.

El “caso Ellacuría” se abrió en en 2011 cuando el juez Eloy Velasco solicitó la detención de los militares presuntamente acusados de la matanza de los jesuitas. La justicia estadounidense detuvo en 2013 a Montano por fraude migratorio y lo ingresó en prisión. Debía haber salido en abril de 2015, pero ha permanecido en ella dos años más a la espera de una decisión final sobre su extradición. El Salvador no ha respondido a las órdenes de extradición, lo que convierte a Montano en el primer exmilitar salvadoreño en responder ante la Justicia española por este asesinato.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.