EL PERRO DE MACRON ORINA EN MEDIO DE UNA REUNIÓN

“Nemo” es el perro que Emmanuel Macron y su esposa adoptaron el pasado verano, y esta semana el can ha protagonizado uno de los momentos más simpáticos que se han vivido en el Palacio del Eliseo.

 

El mandatario francés se encontraba en plena reunión con parte de su gabinete, cuando su mascota decidió acercarse y tras caminar entre ellos, se acercó a la chimenea y orinó. Los acompañantes de Macron reaccionaron a la naturalidad de Nemo con carcajadas y el propio presidente no podía dejar de reír, mientras su rostro se enrojecía cada vez más mientras admitía que lo que acababa de hacer el can era algo “bastante excepcional”.

Según se ha conocido, la chimenea elegida por Neo data del S. XVIII. La simpática estampa se ha popularizado a través de las redes sociales y Nemo se ha convertido así en “estrella” por un día del Eliseo. Nemo fue adoptado por Emmanuel Macron y su esposa Brigitte el pasado mes de agosto.

De esta forma el presidente francés cumplía con la tradición de sus antecesores, ya que casi todos los mandatarios del país vecino han tenido un labrador como mascota. Nemo, conocido hasta entonces como Marin, se convertía en el primer mestizo procedente de la Sociedad Protectora de Animales en llegar al Eliseo y su nombre era elegido por el matrimonio como homenaje al protagonista de “Veinte mil leguas de viaje submarino” de Julio Verne.

La historia de Nemo no es la primera protagonizada por “peludos” que llega a París. Al parecer, los perros del ex presidente Nicolas Sarkozy destrozaron los muebles del Salón de Plata en cuya restauración se habían invertido 6.000 euros.

 

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.