FALLECE UN BUZO QUE INTENTABA RESCATAR A LOS NIÑOS ATRAPADOS EN TAILANDIA

Su fallecimiento ha supuesto un duro golpe a las esperanzas de un pronto rescate de los menores.

Las autoridades de Tailandia han confirmado la muerte de un buzo que participaba en las tareas de rescate a los doce menores y su entrenador adulto atrapados en una cueva al norte del país desde el 23 de junio.

Samarn Kunan, antiguo miembro de los cuerpos de élite de la Marina, falleció al quedarse sin oxígeno mientras cubría el recorrido entre la entrada de la cueva y el lugar en el que se encuentran los menores. El submarinista, de 38 años, quedó inconsciente por la falta de oxígeno y no pudo ser revivido. Se había alistado como voluntario y se estaba encargando de repartir botellas de oxígeno a lo largo de la ruta que tendrán que cubrir los supervivientes para salir por fin de la gruta.

“La muerte de este experto buceador sirve para mostrar la dificultad de las tareas de rescate”, anunciaron fuentes de la Oficina del Gobernador de Chiang Rai, “a pesar del deceso no vamos a parar de trabajar para sacar al grupo”.

Las tareas de rescate de los menores y su entrenador están siendo complicadas. Aunque se ha conseguido rebajar el nivel del agua, no es suficiente y la temporada de lluvias no ha hecho más que empezar. El gran escollo sigue siendo un punto del túnel en forma de U donde el agua tiene 5 metros de profundidad y se acumulan el barro y los escombros. Las autoridades eluden anunciar una fecha para las operaciones, aunque aseguran que se procederá de manera gradual, sacando primero a los niños en mejores condiciones físicas y psicológicas.

Por ello, los niños están recibiendo clases de natación y buceo a un ritmo acelerado, para poder asegurar un rescate eficaz lo antes posible. El gobernador de Chiang Mai y coordinador de los trabajos, Narongsak Osottanakorn, ha subrayado que no se puede permitir que los niveles de agua vuelvan a subir, aumentando la presión sobre los equipos de drenaje.

Las autoridades planean, en caso de que el rescate por buceo no sea posible, mantener a los menores dentro de la cueva hasta que pase la temporada de lluvia, lo que no pasará hasta dentro de cuatro meses; o también taladrar un pasadizo a través de la roca. Para ello, una treintena de equipos busca en la montaña posibles fisuras en la cueva que permitan abrir otras vías de escape.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.