LA FUERZA AÉREA DE EEUU ADMITE QUE EXISTEN UNA DOCENA DE CASOS COMO EL DEL ASESINO DE TEXAS

Tras el tiroteo en una iglesia de Texas en la que murieron 26 personas y que fue perpetrado por un ex miembro de las Fuerzas Aéreas de EEUU se disparó la polémica al conocer que el Ejército no había incluido a Devin Kelley en la lista de militares con antecedentes penales que utiliza el FBI para vetarles la compra de armas.

Casi un mes después de los hechos,  la Fuerza Aérea ha reconocido que existe al menos una docena de casos similares a los de Kelly. Es decir, personal del Ejército que ha podido seguir comprando armas pese a tener antecedentes penales. 

En estos momentos, la rama aérea del Ejército de los EEUU está llevando a cabo una investigación en la que se están revisando 60.000 expedientes correspondientes a militares que han formado parte de las Fuerzas Armadas desde el año 2002. Según palabras de la portavoz de la Fuerza Aérea, Ann Stefanek, la investigación acaba de comenzar por lo que es susceptible que se encuentren nuevos casos

Este reconocimiento coincide con la querella presentada por familiares de varias víctimas contra la Fuerza Aérea por no haber informado al FBI de los antecedentes penales del autor de los disparos.  

La querella presentada por la familia Holocombe, que perdió ocho miembros en el tiroteo de la Iglesia de Sutherland Springs entre ellos su hijo que ejercía de pastor, su nuera que estaba embarazada y varios nietos, señala a la Fuerza Aérea norteamericana como responsable de la tragedia por su negligencia. Esta querella podría abrir el proceso administrativo para una demanda. 

Devin Kelley integró las Fuerzas Aéreas de EEUU desde 2009 hasta 2014 y tenía antecedentes por violencia de género contra su ex pareja. 

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.