MÉXICO CELEBRA EL DÍA DE LOS MUERTOS MARCADO POR LOS TERREMOTOS

Como cada 2 de noviembre, México se llena de altares, dulces, flores, colorido y homenajes a los que ya no están. Pero, este año, el país vive una celebración marcada por el casi medio millar de víctimas que dejaron los dos seísmos que se sucedieron en septiembre.

 

Este año, la tradicional celebración quiere servir de homenaje a las víctimas de los terremotos y a sus familias. Además, los primeros actos de esta ancestral tradición han querido ser un agradecimiento para todos aquellos que en los días posteriores a los terremotos trabajaron días enteros en el rescate de los supervivientes. Ellos, los rescatistas, fueron los protagonistas en el desfile que el pasado sábado recorrió las calles de la capital mexicana. Ciudad de México vivió este sábado su tercer desfile y en esta ocasión el objetivo era, según sus organizadores, convertirse en un carnaval de música y colorido con el que vencer al dolor.

Altares, flores y Catrinas.

Los días 1 y 2 de noviembre, México homenajea a los que ya no están. Las familias preparan cuidados altares, visitan los cementerios y agasajan a sus desaparecidos con su comida y dulces favoritos. Los cementerios se llenan de flores, música y color en un deseo de conectar con los que un día nos dejaron. En cada uno de los estados mexicanos, la celebración tiene un tinte especial con su folklore, gastronomía, y tradiciones particulares.

Si hablamos de dulces, no podemos obviar las calaveras de azúcar, cuyo origen se encuentra en los antiguos altares en los que se apilaban cráneos de verdad. Con la llegada de los españoles, los cráneos reales fueron sustituidos por otros realizados a base de azúcar, agua caliente y limón. Hoy se han introducido nuevos ingredientes, y, además, en cada región tienen su propia receta.

Junto a las calaveras, las Catrinas son las otras grandes protagonistas de la jornada. Las Catrinas son el personaje bautizado por Diego Rivera que tiene su origen en la caricatura de José Guadalupe Posada, la calavera “garbancera”.  Su representación es un esqueleto vestido de forma elegante con un vestido largo y un sombrero de ala ancha adornado con coloridas flores. Nacieron como crítica social a aquellas personas de origen indígena que renegaban de su identidad y querían comportarse y vestirse como occidentales. Un instrumento de crítica social a la hipocresía y al imperio de las apariencias.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.