TRUMP DA MARCHA ATRÁS Y RETIENE LOS DOCUMENTOS MÁS IMPORTANTES SOBRE LA MUERTE DE KENNEDY

Donald Trump ha permitido la publicación de más de 2.800 documentos clasificados sobre el asesinato de John F. Kennedy, pero ha mantenido ocultos algunos de los más delicados tras recibir presiones del FBI y la CIA, las dos agencias de inteligencia del país.

Trump había anunciado a principios de esa semana con una medida que amenazaba con poner en peligro las bases de los Estados Unidos. El Presidente pretendía desclasificar todos los documentos relativos al asesinato del presidente Kennedy ocurrido el 22 de noviembre de 1963 aprovechando que la Ley de 1992 que los protegía expiraba este jueves.

Sin embargo los estadounidenses no podrán conocer toda la información porque Trump ha decidido que no todos los archivos serán de acceso público después de ceder a las presiones del Centro de Inteligencia. La CIA y el FBI alegaban que filtrar algunos de los documentos podría provocar fallos en la seguridad. “He ordenado que se levante el veto sobre los documentos, pero dadas las advertencias de los responsables de inteligencia, no tengo más remedio que aceptar ciertas condiciones antes que causar un daño irreversible a la seguridad de la nación”, señaló Trump.

El Presidente justifica su decisión alegando que a los centros de inteligencia les preocupa que los archivos expongan “la identidad de individuos implicados aún vivos” así como la divulgación de “datos sensibles relacionados con la identificación de actividades que se llevan a cabo con el apoyo de organizaciones extranjeras aliadas”. Sin embargo, ha dado seis meses de plazo a sus agencias para que revisen las razones por las que han decidido mantener ocultos ciertos documentos y "minimicen los extractos censurados".

El asesinato de Kennedy ha sido objeto de numerosas investigaciones y teorías de la conspiración. Ocurrido hace 50 años, los estadounidenses se preguntan todavía qué motivó a Lee Harvey Oswald a disparar contra el Presidente de los Estados Unidos más carismático del s.XX, si actuó solo o si la CIA conocía la inminencia del atentado y no hizo nada. Los hechos sucedieron el 22 de noviembre en Dallas, mientras la comitiva presidencial pasaba por Elm Street saludando a la gente. Dos disparos realizados desde uno de los edificios cercanos acabaron con la vida de Kennedy, que cayó en los brazos de su mujer.

Oswald fue detenido minutos después del atentado y fue asesinato 48 horas después cuando iba a ser trasladado a prisión para ser interrogado. El ex marine desertó después de varias misiones en Filipinas y se refugió en la Unión Soviética. Allí se casó con la hija de un coronel de la KGB antes de regresar a Estados Unidos.

Su viaje a México pocos meses antes del asesinato de Kennedy despertó las suspicacias del FBI, que trató de conocer si existía algún plan por parte de México o de la URSS (con la que estaban inmersos en la “Guerra Fría”) para acabar con el presidente de los Estados Unidos.

Pero para muchos, a pesar de que los archivos se desclasifiquen por completo, la verdad nunca saldrá a la luz. No son pocos los investigadores que consideran que el asesinato de Kennedy se fraguó dentro del Gobierno estadounidense y que los cuerpos de inteligencia y seguridad participaron en mayor o menor grado en su consecución.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.