TRUMP DEFIENDE SUS POLÍTICAS DE INMIGRACIÓN Y EL REFUERZO NUCLEAR

El Presidente de los Estados Unidos ha ofrecido su primer discurso del estado de la Unión, en el que ha hablado de inmigración y ha defendido su política nuclear.

Trump ha querido empezar su discurso haciendo referencia a su eslogan de campaña: volver a hacer Estados Unidos grande para todos los estadounidenses. “A lo largo de este último año hemos hecho frente a retos que preveíamos y a otros que jamás habríamos podido imaginar (…). En todo ello hemos sido testigos de la belleza del alma de Estados Unidos y de su fuerza de voluntad de acero”.

A lo largo de los 88 minutos que ha durado su intervención, el mandatario ha recordado en varias ocasiones el gran momento que pasa el país, y lo favorables que están siendo las medidas aprobadas por su equipo. “No ha habido nunca un tiempo mejor para empezar a vivir el sueño americano”, o “Juntos estamos redescubriendo el estilo americano” fueron algunos de sus frases.

Trump ha culpado a la “apertura de fronteras” del comercio de drogas. “La apertura de fronteras ha permitido que drogas y bandas entren en masa en nuestras comunidades más vulnerables”. “Hemos propuesto una nueva legislación que enmendará nuestras leyes de inmigración”.

Entre las medidas que propone la nueva legislación está el “fin a la lotería de visados”. “Es hora de empezar a establecer un sistema de inmigración basado en el mérito, que admita a personas preparadas, dispuestas a trabajar, que hagan una aportación a nuestra sociedad”.

Después de haber impuesto un veto para ciudadanos de 7 países que quieran entrar en Estados Unidos y su intención de expulsar a los “dreamers” (jóvenes que entraron ilegalmente en el país, pero que han crecido y se han educado en Estados Unidos), y de ordenar la creación de un muro en México, ahora ha anunciado que “1,8 millones de inmigrantes ilegales traídos aquí por sus padres cuando eran muy jóvenes” podrían obtener la ciudadanía si “cumplen los requisitos de educación y trabajo y muestran un buen carácter moral.”

“Es hora de introducir por fin nuestro sistema de inmigración en el siglo XXI”, ha dicho.

El otro gran pilar del discurso de Donald Trump ha sido la defensa de las Fuerzas Armadas y, en concreto, el refuerzo del arsenal nuclear para luchar contra Corea del Norte. “Debemos modernizar y reconstruir nuestro arsenal nuclear, que, con suerte, nuca tendremos que utilizar, pero que deberá ser tan fuerte y poderosos que disuada cualquier acto de agresión.” “Ningún régimen ha oprimido con más fuerza y más brutalidad a sus propios ciudadanos que la cruel dictadura de Corea del Norte”.

En su lucha contra los enemigos, Trump ha pedido al Secretario Mattis que “revise la política de detención” de terroristas” y “mantenga abierta las instalaciones de detención en la Bahía de Guantánamo”.

El “sueño americano” que promete Donald Trump se hace por y para los americanos. “Los estadounidenses aman a su país. Y se merecen un Gobierno que les muestre a cambio el mimo amor y la misma lealtad”, una lealtad que ha demostrado eliminando “más reglamentaciones” en su primer año “que cualquier gobierno en la historia”. “Hemos puesto fin a la guerra contra la energía estadounidense y contra el carbón limpio”.

“Desde hace muchos años las empresas y los puestos de trabajo no hacían más que dejarnos. Pero ahora están volviendo”, ha explicado. “La era de la rendición económica ha terminado”.

Antes de pasar a desarrollar su política laboral y económica, el Presidente de los Estados Unidos invitó a todos a “dejar de lado nuestras diferencias” en clara alusión a las voces detractoras que critican sus políticas de inmigración, laborales y sociales. “Busquemos puntos en común y encontremos la unidad que necesitamos para cumplir con el pueblo para cuyo servicio fuimos elegidos”.

“Hemos creado 2,4 millones de puestos de trabajo, incluidos 200.000 nuevos empleos solamente en la industria” explicó. “La Bolsa ha batido un récord tras otro y ha incrementado su valor en ocho billones de dólares (algo menos de 8.000 millones de euros).

Trump también ha alabado su reforma fiscal, con la reducción de unos impuestos y consiguiendo, en sus propias palabras, “un enorme alivio a la clase media y a la pequeña empresa”. “Desde que aprobamos las reducciones de impuestos, aproximadamente 3 millones de trabajadores han recibido primas relacionadas con ellas”.

Acompañado de varios héroes estadounidenses, Donald Trump ha recordado sus proezas para salvar a “desconocidos” de “una lluvia de balas en Las Vegas” o a agentes desafiando “los cables de alta tensión y las aguas para ayudar a salvar más de 40 vidas” tras el huracán Harvey y concluyó su intervención recordando nuevamente el esfuerzo y el duro trabajo de los americanos que soñaron y trabajaron por este país.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.