DETENIDO EL PRESIDENTE DE LA DIPUTACIÓN DE VALENCIA POR CORRUPCIÓN

El socialista Jorge Rodríguez, alcalde de Ontinyent, es portavoz de dirección regional del PSPV que dirige Ximo Puig.

Nuevo golpe a la corrupción valenciana, en este caso del lado socialista. El presidente de la Diputación de Valencia, el socialista Jorge Rodríguez, ha sido detenido en el marco de una operación contra la corrupción que está llevando a cabo del Juzgado de Instrucción número 9 de Valencia y en la que también han sido detenidas otras dos personas.

El juzgado investiga presuntas irregularidades en la contratación de Divalterra, antigua Imelsa, en 2015 de personal de alta dirección. Imelsa es una de las empresas públicas más salpicada por los escándalos en Valencia ya que sirvió de tapadera para las operaciones denunciadas por Marcos Benavent, el yonki del dinero, y que condujo a la detención del ex presidente Alfonso Rus.

Fueron los partidos de la oposición, Ciudadanos y el Partido Popular quienes provocaron el comienzo de las investigaciones cuando, en abril de este año, presentó la denuncia ante la Fiscalía Anticorrupción. La formación naranja denunció que las contrataciones se habían realizado “apartándose de los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad”.

Las detenciones se han realizado dentro de la “operación Alquería” por la cual, agentes de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) están realizando registros en la Diputación de Valencia, en las dos sedes del Ayuntamiento de Ontinyent, y en la sede social de Divalterra.

Además, el magistrado que lleva la causa ha autorizado la entrada y registro de varias viviendas particulares: la del presidente de la Diputación y las de otros investigados. Entre ellos se encuentran Ricard Gallego, jefe del gabinete de Rodríguez tanto en la Diputación como en el Ayuntamiento.

Estas detenciones suponen un duro golpe contra el líder del PSPV, Ximo Puig, puesto que Rodríguez es portavoz de la dirección regional de los socialistas y miembro del equipo de Puig. De hecho, la portavocía fue el premio que le dio Puig a Rodríguez por renunciar a la batalla por la secretaria provincial del PSPV y hasta hoy, seguía sonando como candidato a suceder a Puig cuando este se retirara.

La Diputación de Valencia está ahora mismo en manos de un cuatripartito con el PSPV a la cabeza y las carteras repartidas entre los socialistas, Compromís, Podemos y Esquerra Unida. Con este golpe a Rodríguez se abre un panorama incierto en el gobierno de la corporación provincial.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.