EL TRIBUNAL DE CUENTAS RECLAMA 5,5 MILLONES DE EUROS A MAS

El expresidente de la Generalitat está citado en Madrid junto a otros nueve cargos a causa del desvío de fondos públicos para la consulta ilegal de 2014.

Mas deberá depositar una fianza de 5,5 millones de euros en un plazo de 15 días, de no ser así, sus bienes podrían ser embargados. Disponen de un último plazo (15 días) para llevar a cabo alegaciones.

A Artur Mas se unen la exvicepresidenta, Joana Ortega y los exconsellers Irene Rigau y Frances Homs, además de Jordi Vilajoana, Lluis Bertrán, Carolina Pardo, Josefina Valls, Ignasi Genovés, Jordi Serra y Jaume Domingo, todos ellos participante en la consulta ilegal del 9-N. Los fondos desviados ascienden a una cantidad cercana a los 5,5 millones de euros. Suma que deben depositar estas nueve personas de forma solidaria. El expresidente ha optado por pedir a los catalanes que colaboren al pago de la fianza con la donación de pequeñas cantidades. Si alguno de los citados no puede pagar, el resto deberá responder por él. Se les atribuye “haber ordenado, instigado o cooperado de forma necesaria en la imputación a los Presupuestos de la Generalitat de 2014”. Los acusados no tienen que asistir necesariamente a la cita, sino que pueden tomar la decisión de que sus representantes legales sean los que asistan. Se les facilitará el acta de liquidación provisional, donde se especifica la cantidad que se reclama a cada uno de los acusados.

La instructora ha descubierto otras partidas que también fueron destinadas al 9-N que no figuran en esta liquidación provisional. Dichas partidas serán estudiadas durante este proceso, por lo que la fianza podría aumentar.

De esta forma, Mas y otros responsables del 9-N deberán devolver el dinero, lo que se suma a la inhabilitación del expresidente y a la condena del Tribunal Supremo.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.