GRANADOS IMPLICA A GONZÁLEZ, CIFUENTES Y AGUIRRE EN LA PÚNICA

El principal acusado de la trama Púnica ha implicado a los tres miembros del partido en el caso. La Audiencia Nacional, a la espera de pruebas.

Francisco Granados, principal imputado por el caso de la Púnica, señaló este lunes a Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, actual presidenta de la Comunidad, y Esperanza Aguirre, expresidenta, como responsables de la financiación ilegal del PP madrileño.

El exsecretario general del PP madrileño acudió ayer a la Audiencia Nacional para declarar como imputado por la trama Púnica. Granados estaba dispuesto a tirar de la manta, y lo hizo, implicando a varios miembros del que fuera su partido en la financiación ilegal del mismo. El exconsejero madrileño, en una estrategia de defensa, señaló a Ignacio González, Cristina Cifuentes y Esperanza Aguirre como implicados en el caso del que se le acusa. Granados aseguró ante el juez que en las elecciones autonómicas de 2007 y 2011 el partido realizó una campaña “paralela y de refuerzo” a favor de Esperanza Aguirre, haciendo uso de fondos irregulares. Además, apuntó que Cristina Cifuentes estaba en el “núcleo de poder” de esta campaña hasta que finalizó una “relación sentimental” con Ignacio González. Sobre estas acusaciones, la actual presidenta de la Comunidad de Madrid ha afirmado que se tratan de “un cúmulo de falsedades”, asegurando que se querellará contra Granados, a quien califica de “presunto delincuente”.

Granados apuntó a esa supuesta relación entre Cifuentes y González como la causa por la que la presidenta tendría conocimientos sobre la caja b del PP madrileño. El exconsejero ha asegurado que la campaña paralela que se llevó a cabo a favor de Esperanza Aguirre estaba bajo el control de Ignacio González. En cuanto a la procedencia de los fondos irregulares, Granados señaló que venían de falsos contratos de publicidad del Canal de Isabel II, del Consorcio de Turismo de la Comunidad y la empresa pública de informática y comunicaciones (ICM).

De esta forma, el presunto cabecilla de la trama Púnica no solo señala a Esperanza Aguirre y González, sino que también pone contra las cuerdas a la presidenta de la Comunidad de Madrid. Francisco Granados deberá demostrar estas acusaciones mediante pruebas o documentos que sostengan esta versión.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.