JORGE RODRÍGUEZ DIMITE TRAS EL ESCÁNDALO EN LA DIPUTACIÓN DE VALENCIA

El socialista Jorge Rodríguez ha dimitido seguro de su inocencia, “con la conciencia tranquila”, y sin haber “metido la mano”.

Cuatro días después de ser detenido por la Policía, el presidente de la Diputación de Valencia, ha presentado su dimisión. Jorge Rodríguez, quien es además alcalde de Ontinyent ha dado una comparecencia sin preguntas en la sede en la que ha presentado su renuncia tras mostrarse muy seguro de su inocencia y la de su equipo. Rodríguez ha explicado que está convencido de que se pueden haber equivocado o metido la pata en alguna ocasión “pero nunca la mano”.

El ya ex portavoz de la dirección regional del PSPV se ha mostrado “orgulloso” de dejar la Diputación en las manos del actual vicepresidente segundo, Toni Gaspar, candidato propuesto por el PSPV. Además, ha reiterado que dimite del cargo “desde la lealtad a las administraciones y a la ciudadanía” y que para demostrar su inocencia es “mejor estar fuera de la institución”. “No voy a permitir que este asunto sea utilizado para dañar lo que tanto amo”, ha indicado.

El expresidente de la Diputación de Valencia ha admitido que Divalterra, la antigua Imlesa ha supuesto “una piedrecita en el zapato” durante los tres años de gestión al frente de la Diputación.

Ha explicado que, tras descartar su disolución para no dejar a “600 familias” en la calle, optó por controlar la gestión de la empresa nombrando un equipo directivo de siete personas que actuaran de “cordón sanitario” y gestionaran la firma. Rodríguez ha asegurado que los siete profesionales han acudido a su puesto de trabajo y han desarrollado su tarea “con total profesionalidad” hasta hace unos meses, cuando ante “las dudas de carácter administrativo existentes en la contratación” se les despidió para reestructurar la empresa.

Rodríguez fue detenido la semana pasada dentro de la operación Alquería contra la corrupción en Divalterra, antigua Imelsa. La investigación se abrió tras una denuncia de Partido Popular y Ciudadanos, que denunciaron que se estaban realizando contrataciones a altos directivos “apartándose de los principios constitucionales de igualdad, mérito y capacidad”.

Tras esta detención, el PSOE cesó de militancia a Rodríguez y lo relegó de sus cargos en el partido. Actualmente mantiene solo su cargo como alcalde de Ontinyent.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.