LA AGENDA DEL “PROCÉS” REVELA LOS PLANES INDEPENDENTISTAS

Una agenda hallada por la Guardia Civil en el registro de la vivienda de Josep María Jové ha revelado el rol de los independentistas durante el proceso secesionista.

La libreta revela que los secesionistas ya sabían en 2016 que la celebración de un referéndum independentista sin llegar a un acuerdo con el Estado no era una apuesta realista, pero decidieron seguir adelante con el proceso para que fuera la “presión” internacional la que forzara al Estado a aceptar la votación.

Durante dos años Josep María Jové anotó en una agenda Moleskine todas las reuniones y acuerdos que llevarían al secesionismo catalán. El ex secretario general de Vicepresidencia, Economía y Hacienda apuntó en verano de 2016 que de anunciarse la celebración de una consulta independentista sin el apoyo del Estado, “se ha de hacer sí o sí”. El 31 de agosto, en una reunión a la que acudieron presuntamente (los nombres anotados en la agenda aparecen con sus iniciales) los exconsejeros Jordi Tourull, Neus Munté, Raüll Romeva y Carles Mundó, la número dos de ERC Marta Rovira, Artur Mas y Carles Puigdemont (al que se refiere, según la Guardia Civil con las siglas ‘MHP’, ‘molt honorable president’) el actual expresidente de la Generalitat pidió una “reflexión sincera” sobre el referéndum. “Si no es posible, necesito descartarlo claramente”, les informó Puigdemont.

En su agenda, Jové explica también las cuatro etapas del ‘procés’: “preparación Estado, reconocimiento de Estado a nivel internacional, estructuras de Estado y medidas sectoriales”. En este sentido, tras el referéndum, habría que celebrar “elecciones constituyentes” en un periodo de “18 meses”.

En las diversas reuniones realizadas en las semanas previas a la consulta, Artur Mas avisó a sus compañeros de todos aquellos puntos que podrían poner en peligro su celebración aludiendo a su experiencia personal durante el 9-N. Para poder realizar la consulta sorteando la legalidad, Mas avisa de la necesidad de revisar los aspectos técnicos como el ceso (“no lo podemos utilizar”, dice), las empresas que se encargarán del recuento, los colegios electorales o el papel de la policía.

Asimismo, el expresidente Mas avisa de la necesidad de “asegurar el tráfico financiero” en los primeros momentos de la independencia. “No podemos confiar en los impuestos y son millones de euros”, les dijo a sus compañeros. La fuga de capitales tras la consulta secesionista confirmaría más tarde sus peores temores.

El contenido de la agenda está siendo investigado dentro de la causa abierta por los preparativos del 1-O.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.