LA POLICÍA NO CREE QUE LA PRESUNTA VÍCTIMA DE “LA MANADA” FINGIERA LA AGRESIÓN

El juicio más mediático y polémico del año continúa con la declaración de los agentes de la policía municipal que atendieron a la joven horas después de que se produjera la presunta violación.

En la tercera jornada del juicio a los cinco jóvenes sevillanos conocidos como “La Manada” por la violación múltiple a una joven en San Fermín de 2016, los policías han tomado la palabra. Los agentes atendieron a la joven a las 3 de la mañana tras haber sido alertados por una pareja de que había una joven llorando en un banco de la Avenida Roncesvalles en Pamplona pocos minutos después de que se hubiera producido los hechos denunciados. En su declaración, los agentes afirmaron que no apreciaron fingimiento en la muchacha, que estaba desconsolada y en estado de shock, que apenas podía hablar ni coordinaba frases, que contestaba sí o no.

Tras ellos testificaron los tres policías forales que participaron en la identificación de los acusados. La joven había descrito varios atributos de los agresores: tatuajes, basrbas, un gorro rojo, un reloj grande y el acento andaluz; lo que permitió a una agente municipal rastrear las imágenes del encierro y avisar a los agentes forales que estaban en la zona cuando les reconoció.

Los agentes llegaron a investigar a tres grupos de andaluces antes de corroborar la identificación de los miembros de “La manada”. Para ello fue clave el dato de los tatuajes de los chicos, especialmente el de José Ángel Prenda, que tiene grabado en su abdomen su apellido.

La declaración de los agentes municipales concuerda con las palabras de la joven, que afirmó estar en estado de shock por lo que estaba sucediendo a su alrededor y que ese miedo la paralizó y provocó que no opusiera más resistencia a los agresores. Durante las cuatro horas que estuvo declarando, la joven se mostró tranquila y explicó que al decir que se iba a dormir en un coche que tenía con un amigo, los jóvenes se ofrecieron a acompañarla antes de meterla en el portal. El momento en el que la agarraron y la introdujeron en el portal, la joven entró en estado de shock y según sus palabras, solo deseó que todo acabara cuanto antes.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.