ANASTASIO GIL, EL MISIONERO INFATIGABLE

El director nacional de Obras Misionales Pontificias ha fallecido en Madrid tras casi un año de enfermedad. Los misioneros de todo el mundo se han quedado hoy huérfanos de un padre que velaba por su seguridad, su bienestar y su labor en los confines de la Tierra. Este viernes por la mañana fallecía en Madrid el director nacional de Obras Misionales Pontificias Anastasio Gil García tras un año de dura enfermedad.

Anastasio Gil nació el 11 de enero de 1946 en Veganzones, Segovia y a los 24 fue ordenado sacerdote en la diócesis de Segovia. 13 años después, a los 37 años, se encaminó a Madrid para estudiar Teología en la Universidad de Comillas y Psicología Educativa. Sus estudios le ayudaron durante los 20 años que trabajó como capellán y profesor de religión en el Colegio Montealto de Madrid.

Sus inquietudes misioneras fueron guiando su camino hasta el Secretariado de la Comisión Episcopal de Misiones y Cooperación entre las Iglesias, y en 1999 fue nombrado director. La labor quedó completa en 2001 cuando asumió la subdirección nacional de Obras Misionales Pontificias bajo las órdenes de monseñor Francisco Pérez González.

Anastasio Gil era el primer misionero visitando siempre que podía las 69 Delegaciones Diocesanas de Misiones apostando por una labor de concienciación misionera realizada en comunión eclesial. Era el primero en defender y reconocer la importancia de la labor misionera, seguidora del estilo de los primeros cristianos. Siempre defendió a los “valientes” que salían de su casa para transmitir la Buena Nueva.

Aunque él nunca estuvo como misionero en los territorios de misión, se convirtió en la voz en España de todos los misioneros españoles transmitiendo la fuerza del espíritu y “la pasión por la misión”. Él fue un misionero en su propia tierra, un ángel guardián de los que entregan su vida por Dios en los territorios de misión superando el rechazo, el hambre o la guerra. Para su tarea de animación y difusión de la importancia de la labor misionera, explica la web de Obras Misionales Pontificias, Anastasio Gil “no contó solo con todos los delegados de Misiones, sino que supo aglutinar también a todas las instituciones y servicios misioneros de la Iglesia católica en nuestro país. En las Asambleas de OMP en Roma era un ejemplo de trabajo bien hecho para todas las OMP del mundo.”

Su legado pervivirá en los misioneros españoles y todos los que como él han aceptado el mensaje de Dios a Abraham para salir de su tierra y propagar el mensaje de Dios.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.