20 AÑOS SIN LADY DI: LA PRINCESA QUE ENAMORÓ AL MUNDO

El 31 de agosto de 1997 la vida de Diana de Gales se paró, y con ella una parte de la sociedad vio como su mundo entraba en shock. En París, la ciudad del amor, sería donde la Princesa Diana encontraría la muerte

por culpa de un coche en mal estado, la persecución de los papparazzis y su negligencia al no ponerse el cinturón de seguridad. Diana mantenía en el momento de su muerte una relación con el multimillonario egipcio Dodi Al Fayet, no basada en el amor sino en el despecho y en la intención de Lady Di de despertar los celos del doctor paquistaní Hasnat Khan del que sí estaba enamorada. Pero antes de él hubo otros hombres, algunos incluso mientras estaba casada con el Príncipe Carlos. Diana buscaba el amor que no había encontrado en su matrimonio y no le llegaba el cariño que recibía del mundo.

Se casó joven, con apenas 20 años, y tras haber visto a su marido en tan solo 13 ocasiones. De él nunca tendría palabras amables aunque se mostraba sumisa y tímida en los actos oficiales para vender una historia de amor en la que no había ni siquiera cariño. En entrevistas a medios, Diana siempre denunció que el suyo había sido un matrimonio de tres (en clara alusión a Camilla Parker Bowles) y que se sentía atrapada en Buckingham. Quince años después de su boda llegaba el divorcio oficial para la pareja y la triste princesa Diana se convertía oficialmente en la robacorazones Lady Di.

En los últimos años de su vida se volcó en su labor solidaria y su popularidad creció gracias a su respaldo a causas humanitarias. Ayudó a niños en África y mantuvo una estrecha relación con Santa Teresa de Calcuta gracias a su trabajo en la India. Esa labor y su refinamiento estilístico, consiguieron encandilar a los británicos y a gran parte de los europeos, que la veían como una mujer cercana, cariñosa, entregada y auténtica.

La princesa del pueblo, Lady Di, como se la conocía cariñosamente, tenía pensado quedarse en París solo un par de días antes de viajar a Londres para acompañar a sus hijos en el inicio escolar y fue un cúmulo de catastróficas desdichas lo que provocó que viajara en coche por la noche. Ella y Dodi habían sufrido el acoso de los fotógrafos a lo largo de todo el día, y habían tenido que cancelar sus planes en varias ocasiones. Pero era ya de noche y debían volver a la casa que él tenía en la ciudad, por lo que idearon un plan para evitar a la prensa. Sin embargo los fotógrafos descubrieron el plan y se inició una persecución por las calles de París que terminó trágicamente en el Túnel del Alma de París.

Su muerte desestabilizó al mundo y llevó a la Familia Real Británica a vivir los peores años de las últimas décadas. La popularidad de la Reina cayó en picado tras conocerse la muerte de Diana de Gales y más cuando se descubrió que Diana temía por su vida y había avisado alguna vez de un posible ataque a su persona. Isabel II se vio obligada a dar un discurso (en directo y seis días después de la muerte de Diana) para hablar de la muerte de su ex nuera. En el mensaje, de tres minutos de duración, describió a la Princesa de Gales como “un ser humano excepcional” del que admiró “por su energía, aliento y, sobre todo por su devoción a sus hijos”. Guillermo y Enrique, los hijos de Diana han mantenido vivo el espíritu solidario de su madre y han continuado su legado. Ellos también han recibido parte del cariño que el pueblo tenía a la Princesa, aunque desde aquel fatídico 31 de agosto, el mundo no volvió a ver a la realeza del mismo modo.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.