ANA ORANTES, LA MUJER QUE ROMPIÓ EL TABÚ DE LA VIOLENCIA MACHISTA

El próximo 17 de diciembre se cumplen 20 años del asesinato de Ana Orantes, la primera mujer en España en denunciar ante los medios de comunicación los maltratos que sufría de su marido.

El 4 de diciembre de 1997 Ana Orantes declaró en televisión las palizas que le propinaba su marido desde hacía 40 años. Entre lágrimas, pero con entereza y mucha valentía, la mujer relató a Irma Soriano (presentadora del espacio televisivo) cómo su marido le pegaba (“creí que me había roto la cara de lo que me dio”), le insultaba (“me decía que yo no valía un duro”) todo intercalado con las típicas disculpas de maltratador. “Yo le creía, porque yo tenía 8 hijos y no tenía dónde irme”. Gracias a su testimonio se produjo un despertar en la sociedad que llevaría un año después a la elaboración de un informe por parte del Defensor del Pueblo sobre las agresiones machistas y por fin, en 2004 a la creación de la Ley Integral contra la Violencia de Género.

Coincidiendo con el 20 aniversario de la muerte de Ana Orantes, su hija ha querido escribirle una carta en la que no olvida el recuerdo de su madre y relata el miedo que ella y sus hermanos pasaban por culpa de ese “agresor”. Con pena, su hija Raquel le explica a su madre que a pesar de su testimonio, todavía hay mujeres que siguen sufriendo a manos de sus parejas. “Las víctimas, palabra que no me gusta porque somos supervivientes de la violencia, siguen siendo las mimas. Seguimos siendo ciudadanas de segunda”.

Raquel tiene también palabras para su padre, de quien dice que es “un ser destructor, autoritario, frío y agresivo en casa, pero gentil y agradable de puertas para afuera”, un hombre por el que Raquel no tenía cariño sino “miedo, pavor y desprecio”.

La misiva, enviada a los medios de comunicación, es una carta de amor hacia Ana Orantes a quien su hija considera “la mujer más valiente y honesta” que ha conocido. “Cuánto daría, mamá, porque siguieras aquí (…). Ojalá estuvieras aquí para poder escribir ese libro que querías, porque como tú decías, tenías experiencias para hacerlo. Te extraño cada día, estás en mí y eso me consuela pero daría mi vida por otro último abrazo tuyo. Te echo de menos y siempre estás en mi pensamiento y en mi corazón. Hasta que nos volvamos a encontrar...Te quiero, mamá”.

Desde 2003, 918 personas han fallecido a manos de la violencia ejercida por sus maltratadores. En 2016 se registró el número más bajo de fallecidos con 44 personas asesinadas, pero este año esa cifra ya ha sido superada. Las denuncias por violencia de género han bajado además este año de las 100.000 aunque siguen siendo muchas las víctimas que no se atreven a denunciar a su agresor por miedo a las represalias.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.