ASÍ AFECTA LA CONTAMINACIÓN A NUESTRA SALUD

Los altos niveles de contaminación presentes en nuestro país están influyendo negativamente en la salud de miles de personas.

Varias ciudades españolas están en alerta por contaminación. Además de ser malo para el medio ambiente y favorecer el calentamiento global, la contaminación puede provocar graves problemas de salud. De hecho, la OMS alerta que 1,3 millones de personas mueren al año a causa de la contaminación atmosférica urbana (la producida por los vehículos, calefacciones, fábricas…). En España fallecen 3 veces más personas por contaminación que por accidente de tráfico, una cifra preocupante.

La exposición de las personas a la contaminación tanto a corto como a largo plazo aumenta el riesgo de padecer enfermedades respiratorias agudas como la neumonía y crónicas como el cáncer de pulmón, además de otras dolencias. Las personas con asma tienen más posibilidades de sufrir una crisis asmática en los días en los que las concentraciones de ozono a nivel de suelo son más elevadas.

En las medianas y grandes ciudades, la contaminación se presenta esencialmente en forma de partículas de suspensión derivadas del tráfico rodado, compuestas por dióxido de nitrógeno (NO2) el ozono troposférico. La quema de combustibles fósiles (la proveniente de los gases de los coches o de las calefacciones) libera también grandes cantidades de dióxido de carbono y gases de efecto invernadero que inciden en nuestra salud.

Por culpa de su acción oxidante, el ozono que se encuentra en el NO2 provoca irritación de ojos, superficies mucosas y pulmone. Además, cuando aumenta el ritmo de la respiración aumenta el ozono que entra en los pulmones; por lo que sus efectos nocivos crecen al realizar ejercicio físico en un entorno contaminante (por ejemplo, en las grandes vías de la ciudad en lugar de en el campo o un parque). También la piel sufre por culpa de la contaminación. La polución y en dióxido de nitrógeno provocan un descenso en la oxigenación e hidratación de la dermis por lo que se acelera el envejecimiento cutáneo al tiempo que aparecen nuevas irritaciones y dermatitis en la piel.

Los niños con un sistema inmunológico en pleno desarrollo, junto con los ancianos, son los grupos con más posibilidades de sufrir alergias respiratorias. Las mujeres embarazadas expuestas a altos niveles de contaminación ambiental tienen más posibilidades de tener hijos con bajo peso al nacer.

Fomentar la aprobación de medidas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y de partículas de suspensión son claves para reducir estas dolencias y conseguir un mundo más sano.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.