CINCO MOMENTOS DE GRANDEZA DE SIMEONE EN EL ATLETI

Diego Pablo Simeone seguirá en el banquillo del Atlético de Madrid, al menos, hasta 2020. El Cholo firma su renovación en el arranque de su séptima temporada al frente del equipo y se convierte en el técnico que más años lleva en un mismo club de los que hay actualmente en LaLiga.

El entrenador argentino tenía ofertas de otros equipos europeos, la del Inter de Milán fue la que sonó con más fuerza, pero, finalmente, decide alargar su idilio con el conjunto rojiblanco y volver a pelear por todo.

Querido por jugadores y afición, no cabe ninguna duda de que Simeone ha dado un rendimiento extraordinario en el Calderón y, a buen seguro, lo seguirá dando en el Wanda Metropolitano. Desde su llegada en 2011, El Cholo ha sabido transmitir en el vestuario lo que él mismo experimentó sobre el césped en su época como jugador. Cinco títulos en siete años, son los resultados de un técnico que, a sus 47 años, está considerado uno de los mejores del mundo. Él recordó al Atleti lo que era, le supo devolver un carácter competitivo y otorgarle un nivel futbolístico que ha convertido su etapa en la más exitosa del club madrileño.

Pase lo que pase a partir de ahora, Simeone tiene la confianza del club, de los jugadores y de su afición, y esto se debe a los muchos momentos mágicos que les ha regalado. Recordamos cinco de ellos. Los cinco momentos grabados con letras de oro en la etapa del Atleti de Simeone.

La conquista de la Europa League. En mayo de 2012, los del Cholo se enfrentaron al Athletic de Bilbao de Marcelo Bielsa en la final de la UEFA Europa League. La contundente victoria por 3-0 supuso un punto de inflexión para el equipo rojiblanco. Los dos golazos de Falcao y un zurdazo de Diego hicieron entrar al club en el olimpo europeo. El Atleti de Simeone ya tenía un nombre en Europa. A partir de este momento lucharía, año tras año, por conquistar la Champions League.

 

La Supercopa de Europa. Tras la victoria frente al equipo de Bielsa, los del Cholo se enfrentaban a un reto mayor, vencer al actual Campeón de Europa, el Chelsea de Di Matteo. Con un impactante 4-1 (resultado más abultado hasta la fecha en partido único) y un espectacular hat-trick de Radamel Falcao se confirmaban dos cosas: que el Atleti de Simeone estaba ya listo para pelear por todo, y que el técnico argentino había convertido al colombiano en el mejor delantero del mundo.

 

La primera victoria en el Bernabéu. En 2013, la Copa del Rey nos reservó un derbi madrileño para la final. El Real Madrid, dirigido aún por José Mourinho, y el Atlético de Madrid se disputaban el título en el Santiago Bernabéu, un estadio que para el equipo del Manzanares suponía todo un reto, pues en Liga llevaban 14 años sin llevarse la victoria del feudo madridista. Tras goles de Cristiano Ronaldo y Diego Costa, el partido se decidió en la prórroga con un gol de Miranda que permitió a los del Cholo llevarse el trofeo y demostrar a su eterno rival que los tiempos de derrota y desidia en el Bernabéu llegaban a su fin.

 

Campeón de Liga en el Camp Nou. En 2013, ya nadie dudaba de la grandeza del Atlético, pero si cabía alguna duda, el Cholo consiguió su gran gesta al frente del club rojiblanco: conquistar una Liga dejando atrás al Barça de Leo Messi y al Real Madrid de Cristiano Ronaldo. Culés y colchoneros llegaban al partido que cerraba la competición doméstica con opciones ambos de alzarse con el título. El Camp Nou comenzó cantando el gol de Alexis Sánchez y acabó viendo a los madrileños levantar el trofeo. Un gol heroico de Godín le daba el empate a los del Cholo y permitía al Atleti proclamarse campeón 18 años después. Un partido que, además, sirvió para expresar lo que era el proyecto de Simeone: un equipo sólido, tremendamente competitivo y con el bloque como protagonista por encima de las individualidades.

 

Victoria histórica frente al eterno rival. Si algo ha conseguido el técnico argentino es que su equipo deje atrás los complejos que, tiempo atrás, le atormentaba cuando se enfrentaban a su eterno rival. El Atlético del Cholo siempre ha sabido competir frente a sus vecinos merengues y, lo que es más, reponerse de una derrota tan dura como lo fue la de Lisboa en la final de la Champions League. 4-0, ese fue el resultado que logró firmar el equipo rojiblanco frente al Real Madrid. Una tormenta futbolística que puso de manifiesto las grandes virtudes del equipo del Calderón. Tiago, Saúl, Griezmann y Mandzukic certificaron una realidad: ya no tenían miedo al blanco, sino todo lo contrario, empezaban a cogerle el gusto a lo de hincarle el diente al vecino. El Atleti era grande, contra todos y pese a todo.

Con esta ristra de resultados se antoja complicado pensar en un mal futuro con el Cholo a los mandos del club rojiblanco. Ahora, con el Wanda Metropolitano como nueva casa, el argentino fija la mirada en el único objetivo que le queda por cumplir: vencer al Real Madrid en competición europea y conquistar la Champions League. Y de no conseguirse, siempre habrá un sabor a victoria cuando se recuerde su paso por el Manzanares.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de mejorar el rendimiento del sitio web y de evaluar el uso que se hace de nuestra página web y la actividad general desarrollada en la misma así como mostrar publicidad personalizada. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.