EL DIÁLOGO INTERRELIGIOSO Y DE PAZ MARCAN EL VIAJE DEL PAPA A BIRMANIA Y BANGLADESH

El Papa Francisco viaja este fin de semana a Birmania y Bangladesh como “ministro del Evangelio de Jesucristo” para llevar un mensaje “de reconciliación, perdón y paz”.

El Santo Padre llega a Asia en un momento delicado para ambos países por culpa de la represión que están sufriendo los musulmanes rohinyá en la región y que ponen también en peligro la seguridad de Francisco durante su estancia en Birmania y Bangladesh.

El Pontífice se acercará a las comunidades católicas para reforzar con ellos la labor del Evangelio al enseñar la “dignidad de cada hombre y mujer, y nos llama a abrir nuestros corazones a los demás”. Según el Director de la Oficina de Prensa del Vaticano, Greg Burke, este viaje será “un modo de llegar verdaderamente a las periferias y apoyar a la pequeña Iglesia de estos países” en referencia a la situación minoritaria de los católicos.

Pero además, el Papa Francisco, se reunirá con varios líderes y representantes de diversas religiones como los monjes budistas del Consejo Supremo “Sangha” o el encuentro por la paz que tendrá lugar en Dacca el viernes 1 de diciembre. A ellos les reiterará su deseo de integrar y dialogar con las minorías y el respeto a todas las confesiones. Es esperable también que pida en ese encuentro por la paz en Daca el final de las persecuciones contra los musulmanes rohinyá a los que se ha referido en varias ocasiones en el pasado como “hermanos”.

Las persecuciones a los rohinyá han abierto además una crisis diplomática entre Bangladesh y Birmania. Los musulmanes huyen de la violencia y la persecución que sufren en Myanmar y se refugian en Bangladesh, sobrepasando las expectativas del gobierno que se ve incapacidad de dar atención a los cientos de miles de refugiados que han llegado a sus puertas.

La visita del Papa a Birmania será una cita histórica, ya que se trata del primer viaje de un pontífice al país asiático. A Francisco le esperan cinco días de actividad frenética en un país deseoso de recibirle, pero con fuertes problemas de seguridad.

El viaje del Santo Padre dará comienzo el 28 de noviembre tras un descanso de un día después del largo vuelo a Birmania. En Naipyidó se reunirá con el presidente Htin Kyaw y Aung San Suu Kyi (secretaria de Relaciones Exteriores y Consejera de Estado). Al día siguiente, en Yangón, celebrará la Misa en Kyaikkasan Ground y se reuniá con el Consejo Supremo “Sangha” de los monjes budistas y con los obispos de Myanmar.

El jueves 30 será un día lleno de actos para el Papa Francisco: primero celebrará una Misa con los jóvenes y pondrá rumbo a Bangladesh. En su capital, Daca será recibido por las autoridades y visitará el Memorial Nacional de Mártires de Savar, donde tendrá lugar un homenaje al padre de la nación. Por la tarde realizará una visita de cortesía al Presidente y celebrará el tradicional encuentro con las autoridades y sociedad civil.

El día 1 será el más importante de la visita. Primero celebrará Misa y ordenará a varios sacerdotes antes de visitar al Primer Ministro y reunirse con los obispo del país. El último evento del día será el más importante: el encuentro interreligioso y ecuménico por la paz en el jardín del arzobispado. El día 2, último día del viaje, mantendrá una visita privada a la casa madre Teresa de Tejgaon y un encuentro con los sacerdotes, religiosos, consagrados, seminaristas y novicios en la iglesia del Santo Rosario. Como viene siendo habitual en sus viajes, Francisco se reunirá con los jesuitas (su congregación) que trabajan en los diferentes países.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.