EL PRÍNCIPE HARRY CAZA A UNA NIÑA ROBÁNDOLE LAS PALOMITAS

El príncipe Enrique sigue en Toronto, donde está asistiendo como espectador y miembro de honor a los Juegos Invictus que este año se celebran en la ciudad canadiense y durante el último partido ha descubierto a la ladrona de comida más tierna del mundo

El hijo pequeño de Carlos de Inglaterra y Diana de Gales presenciaba la final de Volleyball de los Juegos, de los que él es padrino, sin percatarse de que una pequeña mano estaba quitándole su comida. Emily Henson, de dos años, estaba junto a sus padres viendo el partido en los asientos contiguos al del príncipe, había decidido que esas palomitas eran también suya, ignorando todas las leyes de propiedad privada y de decoro con la realeza. La pequeña coge grandes cantidades de las palomitas antes de que el príncipe se de cuenta de lo que está pasando.

Al reconocer a la niña (Emily es hija de David Henson, atleta paralímpico amigo del príncipe), Enrique sonríe y amenaza con alejar el bol pero es demasiado tarde puesto que Emily ha comido la mitad del paquete. Ante la mirada de su madre, el príncipe empieza entonces a jugar con la pequeña y a hacerle carantoñas. En los vídeos compartidos a través de Twitter se puede ver también a la niña de pie, delante del príncipe y jugando con él.

El Príncipe Enrique está pendiente de la pequeña en varios momentos del partido y durante ese tiempo su amistad se hace tan fuerte que ella llega a compartir con él sus preciados juguetes. Él juega con ella en varios momentos al tiempo que conversa con sus padres. Enrique ha declarado en más de una ocasión su deseo de ser padre y el amor que siente por sus sobrinos, algo que han corroborado Guillermo y Catalina, quienes han llegado a comentar que a veces el tío es más gamberro que los sobrinos. Viendo la forma en la que se ha comportado con Emily se puede apreciar que Enrique se derrite por los niños y sabe cómo entretenerlos.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.