GIRAR LA CABEZA A LA DERECHA CUANDO BESAMOS: UN COMPORTAMIENTO INNATO

Si te paras a pensar si inclinas la cabeza al besar a tu pareja, seguramente la respuesta sea sí, y si te preguntamos hacia qué lado lo haces, probablemente tu respuesta sea hacia la derecha.

 

La novedad es que un nuevo estudio publicado en la revista “Scientific Reports” señala que este comportamiento no es adquirido sino que lo tenemos innato. Es decir, no se debe a lo que hayamos visto en series de televisión o películas, sino que nuestro cerebro está programado para ello.

Para realizar este estudio, los responsables del estudio, el Departamento de Psicología de la Universidad de Bath y de la Universidad de Daca, analizaron el comportamiento de 48 parejas casadas de Bangladesh. La localización en este país asiático responde a su deseo de buscar un lugar en el que besarse está vinculado con el ámbito privado y no haya riesgo de influencia por el comportamiento de otras parejas a su alrededor. Se solicitó a estas 48 parejas que se besaran en privado, y a continuación se les preguntó una serie de datos.

De las 48 parejas analizadas, dos tercios inclinaban la cabeza hacia la derecha. Este movimiento era realizado tanto por los que iniciaban la acción, como por el receptor de la misma. Los psicólogos de Bath y Daca resaltan la importancia de que el iniciador fuera diestro o zurdo, ya que, en función de eso podían prever hacia dónde inclinaría la cabeza. Además, el estudio constató que el receptor tiende a imitar el movimiento para “evitar un efecto espejo”.

Sin embargo, los datos que acompañan el estudio publicado en la revista Scientific Reports, van más allá. Explican, por ejemplo, que desde que estamos en el útero tendemos a girarnos hacia la derecha, y que una vez nacemos, durante nuestros primeros meses de nuestra vida también lo hacemos.

Los responsables del estudio recuerdan que a lo largo de los años se han realizado más estudios sobre nuestro comportamiento mientras besamos, y explican que Güntürkün fue el primero en analizar a parejas besándose en sitios concurridos como aeropuertos y estaciones de tren. Los resultados fueron que el 68% de los mismos se inclinaba hacia la derecha, mientras que el 35.5% lo hacía hacia la izquierda. Añaden además, que otros estudios llevaron a la conclusión de que el giro de la cabeza era algo cultural y que estaba más presente en países occidentales.

Por eso, es tan relevante este nuevo acercamiento realizado en Bangladesh, ya que no sólo demuestra que inclinar la cabeza no es un comportamiento sugestionado por la cultura occidental, sino que es innato y resalta la importancia que tiene el iniciador.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.