LA SENSIBILIDAD AL GLUTEN ES REAL, PERO NO ES CULPA DEL GLUTEN

En los últimos años el consumo de alimentos con gluten se ha rodeado de polémica; aunque el 1% de la población es intolerante; hasta un 12% reconoce que digiere peor estos alimentos y ahora se sabe por qué.

Un estudio publicado en la revista Gastroenterology ha comprobado que la sensibilidad al gluten no celíaca es un fenómeno real, pero cuyo causante no es el gluten sino el fructosano. El fructosano es un polímero (una macromolécula) formada por una molécula de glucosa a la que se une un número indefinido de moléculas de fructosa. Está presente en numerosos alimentos como el trigo, la cebada, el centeno y también en la cebolla, ajo, garbanzos, repollo y alcachofas.

Para llegar a esta conclusión reclutaron a 59 personas que no son celíacas, pero aseguran padecer intolerancia al gluten y se los sometió a un test ciego mediante el cual se les suministró durante varios meses barritas de cereal con gluten, sin gluten y con fuctosano. Las barras se iban intercambiando diariamente, dejando una semana entre medias de cada tipo de barra.

Los pacientes lograron fueron incapaces de diferenciar las barritas con gluten y sin gluten y apenas sufrieron problemas estomacales al ingerirlas. Sin embargo, con las barritas de fructosano un 15% de los participantes padeció hinchazón estomacal y un 13% notó síntomas gastrointestinales.

Este hallazgo podría ayudar también a los individuos que sufren colon irritable. Otro estudio revela que eliminar de la dieta el consumo de fructanos y otros nutrientes ayudaría a mejorar al 70% de los pacientes con síndrome de colon irritable. Para ello los pacientes tendrían que asumir la dieta baja en FODMAPs (Fermentable Oligosacáridos Disacáridos Monosacáridos y Polioles).

Este tipo de dieta excluye alimentos como la alcachofa, el repollo, el ajo, la pasta, la manzana, los zumos de frutas, la leche y el queso fresco (pero no la mantequilla) y el alcohol. Estos alimentos tienen en común que forman cadenas de azúcar cortas difíciles de digerir que se fermentan en el intestino grueso dando lugar al malestar gastrointestinal.

Si nuevos estudios avalan y refuerzan que los fructanos son el problema real, lo pacientes diagnosticados con sensibilidad al gluten no celíaca podrán ingerir alimentos hasta ahora prohibidos.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.