LOS BRAZOS DEL T-REX SÍ TENÍAN UTILIDAD Y ES ATERRADORA

El T-Rex ha pasado en pocos años de ser el dinosaurio más terrorífico del cretácito ha convertirse casi en una pantomima de su mismo. Pero el último hallazgo de la ciencia promete devolverle su gloria.

El paleontólogo de la Universidad de Hawai, Steven Stanley ha publicado un estudio sobre uno de los puntos más débiles del Tiranosaurio: sus brazos. Stanley ha encontrado indicios sólidos que indican que estos dinosaurios usaban sus pequeños brazos para matar.

Durante más de un siglo, muchos paleontólogos consideraban que los brazos del T-Rex eran vestigios de la evolución y que no tenían apenas uso. Sin embargo, Stanley ha comprobado que estos apéndices eran más largos de lo que pensamos y que se usaban seguramente para lacerar a sus presas a corta distancia, del mismo modo que lo podría hacer un felino.

La forma de los huesos coracoides en los brazos y el húmero sugieren que los brazos eran muy fuertes y con una gran movilidad. Además la inusual reducción de tres dedos a dos en las garras indicaría una mayor fuerza en los dedos restantes. De este modo el depredador podría hacer incisiones en su víctima de varios centímetros de profundidad en apenas unos segundos y podría repetir el movimiento con rapidez sin problema.

El estudio de la Universidad de Hawai recuerda también que los brazos del tiranosaurio evolucionaron desde su principal función de agarrar a esta más aterradora cuando el desarrollo de las mandíbulas les hizo asumir la función de los brazos.

Para otros científicos, las conclusiones de Steven Stanley no están tan claras. El paleontólogo de la Universidad de Marylan, Thomas Holtz considera que para que los brazos del tiranosaurio tuvieran este efecto desgarrador, tendría que acercarse en exceso al otro animal. O si fuera incapaz de usar sus imponentes mandíbulas, su arma más efectiva. Hotz sí admite que un tiranosaurio joven, con un cuerpo más pequeño (y por lo tanto unos brazos más largos en proporción a su tamaño) podría haberlas usado con ese fin. En ese caso además, las mandíbulas del animal no tendrían todavía su fuerza total por lo que cualquier ayuda sería bienvenida.

Recientemente se ha cuestionado además la posibilidad de que el dinosaurio más famoso del cretático tuviera plumas como muchos de sus parientes próximos y se ha comprobado que no emitían un poderoso rugido, sino que amenazaban a sus presas con un sonido cercano al gorjeo de una paloma.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.