LOS DIVORCIOS CRECIERON EN 2017 UN 1,2%

Más de 100.000 parejas decidieron separarse e interrumpir su convivencia en 2017, de las cuales 97.960 optaron por el divorcio.

En 2017 la cifra de divorcios creció ligeramente con respecto al año pasado, situándose en los 97.960. Un dato que contrasta con la bajada en las separaciones, que descienden un 1,7% y en las nulidades, con una caída del 14,5% según la Estadística de Nulidades, Separaciones y Divorcios compartida hoy por el Instituto Nacional de Estadística.

 En España a día de hoy 2,2 habitantes de cada mil se separan tras permanecer juntos una media de 16,6 años con grandes diferencias en el tipo de separación. Así, por ejemplo, en el caso de las nulidades, se solicitan cuando la pareja ha pasado una convivencia media de 6,5 años; mientras que quienes se divorcian pasan de media 16,4 años juntos antes de poner fin al vínculo familiar y aquellos que optan por la separación suelen hacerlo después de disfrutar de 22,7 años de media juntos.

Un 43% de las parejas que se separaron no tenían hijos y en el 46% los hijos eran menores de edad. Algo más de una de cada cuatro parejas que se separó tenía solo un hijo. En las separaciones de parejas con hijos, en un 65% de los casos la custodia recayó sobre la madre, en el 30,2% se optó por una custodia compartida y solo n el 4,4% fue asumido por el padre. El 0,4% restante se otorgó a otras instituciones o familiares. Más de la mitad de las rupturas (un 57%) contó con pensión alimenticia y en el 71% de los casos el padre fue el encargado de pagarla. Una situación similar se vive con la pensión compensatoria que, aunque solo se fijó en el 10% de los casos, el esposo fue el encargado de pagarle en casi todos los casos.

La mayoría de los divorcios, el 77,2% se produjo de mutuo acuerdo y el 22,8% se realizó tras un proceso contencioso. En el caso de las separaciones el 83,8% se llevó a cabo de mutuo acuerdo y el 16,2% fueron contenciosas.

En las parejas heterosexuales la edad media de quienes se divorciaron era de entre 40 y 49 años, la misma que la de las mujeres que optaron por la separación, aunque, en ese caso, la edad media de los hombre fue de 50 y 59 años. El INE indica también que cuando se contrajo el matrimonio la mayoría de los cónyuges eran solteros, un 8% divorciados y apenas el 0,5% viudos.

El 75,2% de los divorcios se resolvió en menos de 6 meses, mientras que en el 7,9% de los casos se alargó un año o más. En el caso de las separaciones el proceso fue más rápido y el 81,6% se resolvió en menos de seis meses, y solo el 5,8% tardó un año. Si el proceso de divorcio se ha realizado de mutuo acuerdo el tiempo es mucho menor a cuando se resuelve tras un proceso contencioso (3,2 meses en el primer caso frente a 9,8 en el segundo).

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.