POR QUÉ ADOPTAR UN PERRO SIN RAZA

En el Día del Perro sin Raza te contamos por qué optar por un perro mestizo a la hora de adoptar es una buena idea.

 Llenan los hogares de cariño, llegan a ser un miembro más de la familia y su fidelidad está fuera de toda duda. “El perro es el mejor amigo del hombre”, nunca una frase tan manida fue tan cierta. Y lo más importante, el amor que brindan los canes no depende de la raza, que tengan o no pedigrí no debe llevarnos al error de diferenciar entre perros de primera clase y de segunda.

Por eso, el día 28 de mayo pretende concienciar sobre la cantidad de perros mestizos que están en las perreras y protectoras. El Día del Perro sin Raza es una iniciativa de ’20 minutos’ que pretende poner el foco sobre la importancia de no discriminar a estos animales por su raza y recalcar la importancia que tiene decantarse por la adopción en lugar de por la compra.

ANIMALES ÚNICOS

Los perros cruzados, mestizos o ‘chuchos’ son animales únicos. Tienen el mismo encanto que los canes con pedigrí. Hacer distinciones entre ‘perros de primera’ y ‘perros de segunda’ provoca que miles de animales estén sin hogar. De igual forma, el Día del Perro sin Raza no debe servir para vilipendiar a los canes con pedigrí, sino simplemente para tener en la misma consideración a todos ellos, como buenos perros que son.

Estas son algunas de las razones por las que adoptar a un perro sin raza también te hará feliz:

Son perros. Aunque parezca algo absurdo es lo primero que debemos tener en cuenta. No hay perros de primera o de segunda clase. Los perros sin raza son perros, al igual que los de pedigrí. Por lo que no debería haber ningún condicionante más allá de esto. Pero si necesitas más, seguimos.

Más sanos. Que los perros mestizos son más sanos no es ninguna leyenda urbana. Si te decantas por un perro sin raza es muy probable que solo tengas que pisar el veterinario de forma normal, para ponerle vacunas y darle los cuidados habituales. Además, lo normal es que tengan una vida más longeva.

Inigualables. No habrá un perro igual que tu ‘chucho’, cada uno de ellos es único y original. Los canes sin raza son exclusivos, no encontrarás dos iguales.

Muy cariñosos. Es cierto que los perros nos transmiten miles de sensaciones positivas, pero en el caso de los mestizos esto va un paso más allá. Los perros cruzados tienen una gran capacidad afectiva.  Además de esto son muy agradecidos.

Fruto de la selección natural. Los perros mestizos provienen de una cadena genética que les hace diferentes. Se han enfrentado a adversidades que les han llevado a desarrollar una capacidad mayor de supervivencia y un comportamiento distinto al de los perros de raza. Esto se traduce en que son más sencillos de adiestrar y que, sobre todo si los adoptamos desde cachorros, serán sencillos de educar y crearán profundos vínculos contigo.

Más allá de tu elección, lo importante es que, sea de raza o no, el animal vaya a tener una vida plena y los cuidados que necesite. El pedigrí no debería ser un condicionante, basta con las ganas de tener un nuevo amigo o un miembro más en la familia.

 

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.