SABORES QUE LLENARÁN TU OTOÑO DE COLORES

Llega el otoño, la bajada de las temperaturas y con él, el cambio de armario y el cambio de menú. Nos hemos pasado tres meses comiendo ensaladas, cremas frías y platos ligeros con los que hacíamos frente a las altas temperaturas, pero el frío ha llegado y es momento de volver a los guisos de cuchara.

Aquí vamos a recomendarte alimentos que no pueden faltar en tu menú semanal para la nueva estación. ¿Abrimos boca?

Las frutas y verduras son una parte fundamental de una dieta equilibrada y en la estación otoñal son varias las que están de temporada. 
El calabacín, la berenjena y la calabaza son una de las mejores opciones por su gran contenido en agua y su escaso aporte calórico.  Al tener un nivel muy bajo de hidratos de carbono son muy aptas para aquellos que quieran desprenderse de los excesos del verano. En el caso de la calabaza, su dulzura y su textura hacen que sea una de las imprescindibles en esta nueva estación y la crema de calabaza y zanahorias una de las apuestas claras para una comida de fin de semana o para el tupper en la oficina. 

Si hay un alimento que marca la llegada del otoño, son las setas. Los amantes de los hongos pueden disfrutar de ellos en multitud de formas, presentaciones y composiciones. En ensalada, rebozadas, rehogadas, las setas contienen proteínas, fósforo, hierro y potasio por lo que son una apuesta segura para los primeros fríos. 

Las espinacas y acelgas que nos han acompañado en las ensaladas del verano no se marchan en la nueva estación. Todo lo contrario. Son unas de las imprescindibles. Tienen pocas calorías y nos aportan hierro. Si quieres aderezar las ensaladas, puedes combinarlas con diferentes tipos de lechuga y por qué no con espárragos trigueros. El poder diurético de los espárragos los convierte en una gran opción para los que quieren perder esa sensación de hinchazón que en ocasiones nos dejan las comidas en el chiringuito y los excesos veraniegos. 

Aquellos  que no valoran las verduras como su primera opción en un menú tienen otras posibilidades entre los alimentos del otoño. El pescado azul es un ejemplo. Tiene un alto contenido en omega 3, y sus beneficios para los huesos, la memoria y el sistema nervioso son un hecho. Si tienes que ponerte a punto física o mentalmente este otoño, la trucha o las sardinas son tus aliados. 

Y después de un segundo plato consistente, no hay nada mejor que un postre. Si lo tuyo son las frutas, tienes diferentes opciones. Mandarinas, caquis, manzanas, peras, uvas y membrillos son algunas de las variedades que no deben faltar en tu frutero esta estación. Muchas de ellas, además tienen su aplicación en los guisos de carne y pescado y en la repostería. Así que, por qué no innovar y preparar una crema de membrillo para acompañar a una rica carne roja. No te arrepentirás.

Y como colofón, los frutos secos. Las castañas y las castañeras son sin duda una de las señales más entrañables de que el frío ha llegado a las calles. No dejes de consumir frutos secos con asiduidad. Cuentan con un gran aporte nutricional que no debería faltar en ninguna dieta. Nada más que decir, o sí…¡buen provecho!
 

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.