TODO LO QUE NECESITAS SABER PARA SER DONANTE DE SANGRE

En España dos millones de personas son donantes de sangre, unas cifras que se traducen en 6.000 donantes cada día que salvan la vida a 80 personas tan solo con un pinchazo.

Donar sangre es un proceso altruista, no remunerado pero que marca la diferencia. El 34% de los pacientes de cáncer necesitan donaciones de sangre y solo en Australia, un hombre ayudó a salvar la vida de más de 2 millones de niños gracias al plasma único de su sangre. El proceso es realmente sencillo y muy poco doloroso, pero conviene tener en cuenta varios factores.

 Para ser donante hay que tener más de 18 años y, aunque la Ley habla de que no se puede donar sangre pasados los 65 años, lo cierto es que se puede donar hasta los 70 siempre que el médico lo permita.

Es necesario que el donante pese más de 50 kilos ya que la cantidad de sangre que se extrae es siempre la misma y para una persona con un peso menor el volumen sanguíneo que se extrae sería muy alto.

Las mujeres pueden donar tres veces al año y los hombres hasta cuatro, dejando siempre un plazo de dos meses entre las diferentes donaciones.

No es necesario estar en ayunas para realizar la donación y es muy importante beber mucho líquido antes de la extracción de sangre para evitar los mareos. Además, para ser donante, no pasa nada si tienes alto el colesterol o la tensión, ya que la sangre luego se procesa y se separa para su uso.

Antes de la donación el médico te dará un breve cuestionario para rellenar en el que deberás informarte entre otras cosas de los medicamentos que estés tomando en ese momento o las enfermedades que puedas padecer. El médico te hará también una pequeña extracción de sangre de una gota para comprobar si tienes un buen nivel de glóbulos rojos y hematocritos o padeces anemia. En el caso de que el nivel no fuera el adecuado no se podría proceder a la donación ya que se acrecentaría la potencial anemia con la extracción de sangre.

La extracción dura unos 15 minutos en los cuales se recoge casi medio litro de sangre. Pasado ese tiempo hay que esperar unos minutos para recuperarte y reponer fuerzas. Una vez realizada la donación es importante comer algo, descansar y continuar con la ingesta de líquidos para que el cuerpo se recupere más rápido. El plasma volverá a sus niveles habituales en 24 horas, los glóbulos rojos entre 3 y 5 semanas después de la donación y el hierro se recuperará en 8 semanas, por eso es importante no tener anemia.

La sangre de las donaciones se destina al tratamiento de muchas enfermedades que producen anemia, además de tratamiento de distintos tipos de cáncer e intervenciones quirúrgicas. El 10% de los pacientes admitidos en los hospitales necesitan sangre. Cada 3 segundos alguien necesita sangre lo que hace que 1 de cada 2 españoles necesite sangre en algún momento de su vida.

Con cada donación se pueden salvar hasta 3 vidas ya que la sangre es dividida en 3 componentes: hematíes (glóbulos rojos), plasma y plaquetas para realizar un tratamiento más eficaz de los pacientes. Los hematíes son los más reconocibles y su uso se destina principalmente a trasplantes, operaciones y accidentes.

El plasma se destina a los enfermos de hígado, enfermedades raras, trasplante de corazón y trasplante de hígado. Por su parte las plaquetas se destinan principalmente a los enfermos de leucemia (hasta 200 bolsas para cada enfermo) y los trasplantes de médula ósea (200 bolsas) e hígado (100 bolsas); lo que demuestra el poder de la sangre para cambia vidas.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.