UN NIÑO SUFRE LA MORDEDURA DE UN TIBURÓN EN GRAN CANARIA

El pasado fin de semana, un menor sufrió el ataque de un tiburón mientras surfeaba  en una zona costera situada entre El Charco y El Roque, en La Aldea de San Nicolás, un municipio de Gran Canaria.

El joven recibió una mordedura del escualo en el pie, lo que le provocó heridas por las que tuvo que ser atendido. Desde el ayuntamiento de la localidad apuntan que se trata de un hecho puntual, teoría confirmada por los técnicos del Servicio de Biodiversidad el Gobierno de Canarias, que afirman que fue un “accidente”.

Respecto al pez que protagonizó el ataque, los técnicos apuntan, basándose en las lesiones sufridas por el joven, que se trataría de un marrajo de un metro y medio aproximadamente que mordió por error al menor, siendo una equivocación y en ningún caso un mordisco voluntario. Aseguran que “no comen carne humana, sólo peces” y que el escualo “al ver que no era carne animal, soltó”.

El marrajo era un ejemplar pequeño, pero esta especie puede alcanzar unos cuatro metros de longitud y un peso que ha llegado hasta los 300 kg. Además, se trata de un excelente cazador que tiene en su velocidad su principal valor, ya que puede superar los 120 km/h, siendo el animal más rápido del océano. Puede encontrarse en zonas del Océano Pacífico, Atlántico, Índico, Mar Mediterráneo y Mar Rojo. Pese a sus buenas habilidades como cazador, cabe recalcar que no suelen protagonizar ataques al ser humano.

Los ataques de tiburones suelen corresponder a una equivocación por parte del animal, por lo que el ayuntamiento ha hecho una llamada a la tranquilidad y seguridad de los vecinos y visitantes para que puedan seguir disfrutando de los baños en la zona costera sin ningún tipo de problema.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.