ARISTÓTELES AYUDA A UN JOVEN A CONSEGUIR UNA CITA

Ligar puede ser toda una ciencia, especialmente en los primeros años de la adolescencia. Conseguir un buen resultado depende de la práctica y de unos buenos recursos y afortunadamente para Jake, contaba con una gran ayuda: Aristóteles.

A Jake le gustaba Hannah, pero no sabía cómo acercarse a ella para pedirle una cita. Por eso, decidió pedir ayuda a su profesor de literatura y este le recordó que en realidad tenía todas las claves que necesitaba gracias al famoso filósofo.

Como explica Jake en un tweet, utilizaron la teoría de la persuasión del filósofo griego que habla del Ethos (la credibilidad ante la audiencia), el logos (la lógica) y el pathos (la emoción) para crear un borrador y escribir un discurso que lograse una respuesta positiva por parte de Hannah.

Además de hacer un listado de la situación actual y del objetivo (conseguir la cita), Jake escribió detalles sobre Hannah que le podrían ser útiles. Por ejemplo, sabemos que Hannah se acaba de mudar a un nuevo piso, que le encanta la fotografía (aunque ella no sabe que Jake lo sabe, lo ha averiguado viendo su perfil en Instagram), trabaja mucho, le gusta la comida china y tiene un perro. Sabiendo todo eso, el profesor de Jake le pidió que usara el ethos, su credibilidad y principios morales, en su discurso; lo que el adolescente tradujo como “No quiero entrar de forma muy directa o poner demasiada presión. Tan solo una cita amistosa, soy bastante guay a veces”.

Respecto al logos, Jake ofrecía varios argumentos objetivos para que Hannah aceptase: comida gratis, una pausa del trabajo y pasar un buen rato”. Y para el pathos, Jake tenía que apelar a las emociones de su interlocutora, lo cual hizo con un directo “¡será divertido!”. De ese modo, Hannah podría deducir que la cita tiene más ventajas que desventajas.

El mensaje final que Jake envió a Hannah contiene los tres elementos: “Hola, no me gusta ser tan directo, pero si alguna vez te apetece una noche relajada después del trabajo o necesitas algo de comida para seguir viva mientras estas con la mudanza, me encantaría invitarte a cenar. Será divertido y una forma genial para poder conocer a tu perro, que es la razón principal por la que hago todo esto”. Aristóteles sigue estando vigente dos milenios después porque Hannah aceptó la cita, puso la fecha e incluso llevó a su perro Winston al encuentro.

Jake subió las imágenes de los apuntes que tomó para la cita y de la propia cita a Twitter donde ha conseguido casi 100.000 Retweeets y casi 400.000 “me gusta”. Está claro que la filosofía puede ser tu amiga.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.