BERRINCHE POR LLEGAR AL FINAL DEL LIBRO

Emmett Stevers solo tiene 10 meses, pero es un auténtico amante de la lectura. Su afición por los libros es tan grande que llora cada vez que termina de leer uno de ellos.

Sus padres, Dan y Alicia Stevers descubrieron esta peculiar afición de su hijo y decidieron grabarla. “No sabemos realmente por qué llora”, dijo Alicia al diario estadounidense ABC; “pero parece que realmente no quiere que acabemos de leer”. Emmett es un niño muy feliz y tranquilo y “es difícil que se enfade”. Además el pequeño disfruta con los libros y no tiene las distracciones de otros niños de su edad, que ya juegan con tabletas o a los que sus padres ponen a ver la televisión para que se entretengan un rato. En lugar de eso, la casa de Emmett está llena de libros y juegos más sencillos y educativos. 

En el vídeo que subieron a Youtube se puede ver distintos momentos en los que Alicia y Dan están leyendo un cuento a su hijo Emmett. Al alcanzar el final del libro el pequeño empieza a llorar de forma desconsolada y agarra los cuentos para que sus padres vuelvan a empezar a leerlos. Los llantos solo cesan cuando sus padres vuelven a abrir los libros, que el niño sigue con absoluta fascinación.

¿De quién es la culpa de que Emmett llore al acabar los libros? ABC preguntó a sus padres si estaban leyendo a su hijo algún cuento especialmente triste, pero nada más lejos de la realidad. “Soy un conejo” de Ole Risom y “Mis amigos” de Taro Gomi, dos obras que promueven valores como la tolerancia y la amistad y que enseñan a los niños la importancia de las estaciones.

Hasta el momento el vídeo tiene 9 millones de reproducciones en Youtube y por lo que se puede apreciar, Emmett es un auténtico amante de la lectura.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.