MONASTRELLISIMO, EL VINO DE LOS VAMPIROS LEPEROS

A la hora de seleccionar el vino para una comida o una cena siempre pasa lo mismo: ves una botella, lees la etiqueta y te pierdes. Pensando en los miles de consumidores amateurs de vino, unos bodegueros de Jumilla han decidido cambiar su estrategia de venta. El resultado de esta acción es: el vino Monastrellismo.

Este vino con denominación de origen 100% de Monastrell saltó a la fama en 2016 cuando decidieron hablar el lenguaje de la gente para vender sus productos. Lanzaron una edición especial de su vino con fines benéficos y se quedaron sin tiempo para diseñar una etiqueta diferente, por lo que su diseñador, Diego Galián García, pensó en ser originales en el texto.

Su propuesta fue bien acogida en la casa, contando con la gran defensa del responsable comercial de la compañía, y así salió a la venta el único vino en todo el mundo que ha sido recolectado por unos léperos vampiros (eso sí, de buena familia) mientras escuchan Chiquetete. Por si fuera poco, las barricas han sido construidas por “glamurosos enanos carlistas con crestas de colores”. La etiqueta también incluye la información habitual sobre la variedad del vino (procedente de uva 100% Monastrell, propia de la región de Jumilla y Valencia) y sus características, para que quienes no se fíen de la historia de su peculiar recolección, tengan otros factores que les ayuden a decidirse.

La etiqueta estuvo a punto de no ver la luz, y sobre todo, de quedarse en el ostracismo. Muchos temían que el texto fuera demasiado largo y que los usuarios se asustasen. Sin embargo, un vistazo a las redes disipó cualquier posible duda. A los 4.000 rts y más de 3.000 "me gusta en el tweet original le siguieron pronto réplicas en Facebook y Whatsapp certificando la aprobación de las masas. A los consumidores les gustó el tono de humor y la sinceridad con la que finaliza la etiqueta y que responde al sentimiento que tienen muchos de los usuarios cuando leen las elaboradas y poéticas descripciones de las bebidas.

Las ventas de esta edición han ayudado a que el atleta paralímpico Lorenzo Albaladejo, quien es imagen de la marca, a mejorar su equipamiento de cara a los próximos torneos. Albaladejo sufraga parte de sus gastos con los ingresos derivados de las ventas del vino y gracias a este empuje podrá prepararse para los subcameponatos de Europa y los Juegos Paralímpicos.

Vinissiimo es la bodega encargada de embotellar esta particular bebida y desde su apertura ha buscado siempre innovar. Comenzaron abriendo una barra para potenciar los productos de la tierra y ante el enorme éxito tuvieron que transformarlo en un restaurante. Monastrellissimo es su última creación, y tras el éxito de su primera tirada en 2016, han seguido potenciando este vino aunque manteniendo, eso sí, su particular forma de elaboración.

13tv

© 2017 - 13TV S.A.

Utilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de mejorar el rendimiento del sitio web y de evaluar el uso que se hace de nuestra página web y la actividad general desarrollada en la misma así como mostrar publicidad personalizada. Si continúa navegando, entendemos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información aquí.